El Senado introdujo cinco modificaciones principales al proyecto de presupuesto 2012 y aplicó recortes de más de 1,4 billones de guaraníes para reducir el déficit. El proyecto vuelve ahora a Diputados.

Los senadores aprobaron este martes el plan de gasto en casi cuatro horas de sesión, lo que se dio porque previamente acordaron acompañar la mayor parte del dictamen de la Comisión de Hacienda.

La Comisión recomendó impulsar lo dispuesto por la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso y no lo aprobado por Diputados, y dejaron para el debate solo el aumento salarial y los fondos para el programa Tekoporã de la SAS.

Los principales puntos aprobados son cinco: bajar de 20% a 10% la subida salarial para funcionarios, que el aumento para policías y militares se pague en dos etapas: 20% en el primer semestre y 20% en el segundo semestre.

Además, que los fondos públicos deberán depositarse en el BNF, no más en los bancos privados; otorgar 55.000 millones de guaraníes al programa Tekoporã de la SAS; y 10.000 millones para contratación de profesores para el SNPP.

En los demás casos mantuvieron los aumentos diferenciados para los otros sectores públicos (ver infografía).

Los colorados cartistas pidieron mantener el 20% que fue aprobado en Diputados, acompañados por los liberales Yoyito Franco y Zulma Gómez. En cambio, por el 10% votaron la mayoría de los liberales, oviedistas, colorados vanguardistas e independientes, de Patria Querida, coincidencia que permitió una amplia mayoría.

De acuerdo con las cifras preliminares, el proyecto del Ejecutivo asciende a 46,4 billones de guaraníes, la Comisión Bicameral recomendó 49,8 billones, Diputados lo elevó a 50,7 billones, pero la Comisión de Hacienda sugirió 49,1 billones, lo que implica un recorte de 1,6 billones. Sin embargo, esta cifra quedaría en 1,4 billones (US$ 325,8 millones) debido a los aumentos incluidos. El tema vuelve a Diputados.

Diputados. El proyecto de ley de presupuesto vuelve a consideración de la Cámara de Diputados, que tiene hasta el 10 de diciembre para expedirse. Si los diputados se ratifican en su versión inicial, volverá al Senado para su definición, pero si acepta los cambios introducidos por Senadores, la ley quedará sancionada.