El presidente de la Unión Social Cristiana (CSU) de Alemania argumenta que ya existe un tope al teóricamente ilimitado programa del Banco Central Europeo (BCE) para comprar bonos de países golpeados por la crisis: los 190.000 millones de euros que Berlín puede gastar en esfuerzos de rescate en la eurozona.

Horst Seehofer, cuya conservadora CSU es la hermana bávara de los Cristianos Demócratas (CDU), fue citado este domingo por la revista Der Spiegel diciendo que la contribución de 190.000 millones de euros (US$250.000 millones) también debe incluir lo que se gasta en compras de bonos soberanos del BCE.

El BCE anunció su nuevo y potencialmente ilimitado programa de compra de bonos el 6 de septiembre para disminuir los costos de préstamos de los países golpeados de la eurozona y trazar una línea debajo de la crisis de deuda de la región.

El Parlamento alemán ha aprobado una exposición máxima de 190.000 millones de euros de un volumen total de esfuerzos de rescate de la eurozona de 700.000 millones.

"Los 190.000 millones de euros es la cantidad que importa: incluyendo lo que hace el BCE", dijo Seehofer, quien agregó que el tribunal constitucional alemán indicó que el límite de 190.000 millones de euros no podía ser incrementado sin la aprobación previa del Parlamento.

"Desde mi punto de vista, los 190.000 millones de euros citados por el tribunal constitucional es el límite para la contribución total de Alemania al rescate del euro", remarcó.

La opinión de Seehofer va en contra de la idea principal del gobierno alemán de que el programa de compra de bonos del BCE es separado de los fondos de rescate.

La CSU, que tiene 44 de las 237 bancas que comparte con la CDU en el Parlamento de 620 cargos en Berlín, juega un rol vital en las garantías de poder de la canciller Angela Merkel.

El partido, que opera sólo en uno de los 16 estados de Alemania, ganó con una desproporcionada marca de 20% de los votos la última elección conservadora en  2009.

La CSU obtuvo 2,8 millones de votos (6,5% del total) en el 2009, mientras que la CDU tuvo 11,8 millones. Juntos, ambos partidos reunieron 33,8% del padrón.

Der Spiegel reportó que el BCE está preocupado por el punto de vista de la CSU y por el hecho de que el presidente del BCE, Mario Draghi, quiere reunirse con Seehofer para discutir el asunto.

El partido de Seehofer, que afronta una difícil campaña de reelección hacia el 2013, ha asumido una postura dura respecto a los esfuerzos de rescate de la eurozona.