El patrimonio de los hogares estadounidenses subió a US$96,2 billones en el segundo trimestre de este año debido a que los precios de las acciones tocaron máximos históricos y los de las viviendas siguieron subiendo, mostró este jueves un informe de la Reserva Federal.

La cifra se compara con una medición levemente revisada a la baja de US$94,5 billones en el trimestre previo.

Los préstamos en los hogares subieron a una tasa anual de 3,7% en el período abril-junio, mostró también el informe, superando la tasa de crecimiento de 3,4% del primer trimestre.

El crédito al consumidor creció un 4,6%, menos que el 5,2% del trimestre previo. El incremento en la deuda hipotecaria se desaceleró levemente a una tasa anual de 2,8%, desde un 3,4% en el período previo.

Estados Unidos está en su noveno año de crecimiento económico, el tercer periodo de expansión más largo desde la Segunda Guerra Mundial. La tasa de desempleo es de 4,4%, casi el nivel que muchos economistas consideran pleno empleo.

La Reserva Federal dejó las tasas de interés estables el miércoles, pero señaló una mayor confianza en la economía estadounidense al anunciar que en octubre empezará a reducir su cartera de bonos de US$4,2 billones, acumulados en su mayor parte tras la Gran Recesión de 2007-2009.