Nueva York. Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos crecieron en julio mucho menos de lo esperado, a medida que los sólidos aumentos en los segmentos de aviones civiles y autos eran contrarrestados por los descensos fuera del sector del transporte.

Los pedidos de bienes duraderos crecieron 0,3% el mes pasado a un monto ajustado por factores estacionales de US$193.020 millones, informó este miércoles el Departamento de Comercio.

Los pedidos de estos bienes -artículos diseñados para durar al menos tres años- cayeron 0,1% en junio. Inicialmente, el gobierno había informado un descenso de 1,2% para ese mes.

Wall Street anticipaba, en promedio, un incremento de 2,8% en los pedidos de julio.

En lo que va del año, los pedidos de bienes duraderos han crecido 15,6% en términos no ajustados, frente al mismo período de 2009.

Si se excluye el transporte, los pedidos de bienes duraderos descendieron 3,8% en julio, su mayor caída desde enero de 2009.

Por su parte, los pedidos de bienes de capital no vinculados a la defensa sin incluir aviones, un indicador clave de los gastos de capital de las empresas, cayeron 8,0%, también el mayor descenso desde enero de 2009.

Los pedidos de bienes relacionados con el transporte crecieron 13,1%, mayormente gracias a un ascenso de 75,9% en los pedidos de aviones y partes no vinculados a la defensa. Los pedidos de autos y piezas ascendieron 5,3%.

Los pedidos de bienes de capital no vinculados a la defensa, disminuyeron 2,8%. Las órdenes de bienes de capital cayeron 2,3%.

Los pedidos de bienes de capital relacionados con la defensa descendieron 2,2%. Si se excluye el sector de la defensa, los pedidos aumentaron 0,3% en julio.