Washington. Los nuevos pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en agosto, para anotar su mayor declive en un año, al desplomarse las órdenes por aviones y vehículos, pero el gasto empresarial repuntó con fuerza, mostró este viernes un informe del Gobierno.

El Departamento del Comercio dijo que los pedidos de bienes duraderos cayeron en un 1,3%, tras una revisión al alza del 0,7% en julio.

Los mercados esperaban una caída en los pedidos del 1% en agosto, tras un avance reportado inicialmente en un 0,4% el mes previo.

El declive del mes pasado reflejó un desplome del 40,2% en los pedidos de aeronaves civiles, tras un avance del 69,1% en julio.

Excluyendo bienes para el transporte, los pedidos subieron un 2%, más de lo esperado, tras una caída revisada al 2,8% en julio, reportada previamente como una baja del 3,7%.

Los mercados esperaban un aumento del 1% en los pedidos excluyendo transporte.