El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, señaló que el Gobierno cumplió con generar desarrollo económico y el país avanzó a niveles que décadas atrás no eran pensados, pese al ruido político y la crisis financiera internacional.

Durante la II Reunión de Confraternidad Perú-China, que organizó la Cámara de Comercio Peruano-China (Capechi), subrayó que la democracia está plenamente vigente en el país.

“Los últimos años han permitido que, con estabilidad política y jurídica, prosperemos económicamente”, anotó el jefe del Gabinete Ministerial ante más de 300 representantes de las más importantes empresas peruanas y chinas.

Remarcó que durante la gestión del presidente Ollanta Humala se impulsó diversos proyectos mineros, nexos comerciales a través de la Alianza del Pacífico, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), entre otros.

Asimismo, dijo que las reuniones anuales de las Juntas de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional y del Grupo del Banco Mundial, realizadas en Lima en octubre pasado, ratificaron lo que la comunidad internacional está atenta a la situación política y económica del país.

“Las inversiones nacionales y extranjeras, una inflación controlada, un respeto irrestricto a los compromisos internacionales acaso también sean señales positivas de que el país en el ámbito económico ha caminado”, apuntó.

Para Cateriano el régimen económico que contempla la Constitución de una economía social de mercado, guarda un papel primordial para la iniciativa privada como fuente generadora de riqueza y una invitación al Estado para su actividad en este campo.

“Y creemos que lo que ha venido aconteciendo en el país, a pesar del ruido político, ha permitido un desarrollo económico que lo demuestran las cifras, no las palabras, que son irrefutables”, subrayó.

Durante la reunión organizada por la Capechi, Cateriano destacó la excelente relación que Perú mantiene con la República Popular China, tras 44 años de vínculos bilaterales, la cual ha alcanzado el nivel de “Asociación Estratégica Integral”.

Asimismo, ratificó que el Gobierno del presidente Ollanta Humala dejará en marcha los megaproyectos mineros de Toromocho y Las Bambas, ubicados en Junín y Apurímac, respectivamente, que darán un impulso significativo al Producto Bruto Interno (PBI).

“Este gobierno dejará en marcha y ya plenamente operativos, dos proyectos mineros de envergadura: Toromocho, que ya está en funciones más su ampliación, y Las Bambas, acaso el proyecto minero más importante de nuestra historia republicana”, subrayó.

Sostuvo que la concreción de estos dos megaproyectos prueba que sí ha habido empeño para que la minería se siga impulsando en el país.

“Ciertamente, cuando se mezcla minería con ideología política, la combinación no es buena y, en ese sentido, tenemos que enfrentar los problemas dentro de un contexto democrático”, acotó.