El Jefe del Estado, Pedro Pablo Kuczynski, consideró que se debe avanzar con mayor rapidez con miras a cumplir la meta de reducir a 15% la pobreza en el Perú al año 2021, pues destacó que ese objetivo de cara al Bicentenario aún es insuficiente.

Durante la ceremonia de inauguración de la VI Semana de la Inclusión Social, el mandatario indicó que acelerar el crecimiento económico y el progreso social son dos aspectos claves no solo para combatir la pobreza, sino también para que un país pueda tener éxito.

“¿Esta meta de reducción de la pobreza de 21% hoy, a 15% al final del Gobierno les parece suficiente? Yo diría que no, entonces cómo se puede ir más rápido debería ser el tema. En dónde está la pobreza es otro de los grandes temas”, expresó Kuczynski.

Acompañado de la jefa del Gabinete Ministerial, Mercedes Aráoz, el dignatario explicó que, si bien los mayores índices de pobreza se registran en las zonas altoandinas y amazónicas, también existe miseria en las áreas urbanas del país, donde, igualmente, hace falta enfocar los esfuerzos.

“Para que un país tenga éxito, entre otras cosas, se necesita dos cosas complementarias: crecimiento económico y social, por un lado; y por el otro, progreso social. Si no hay progreso social, no hay mercado y la economía se estanca”, subrayó el presidente Kuczynski.

Asimismo, el gobernante señaló que el desarrollo de proyectos en las pequeñas ciudades y distritos no pasa, necesariamente, por la intervención de las municipalidades con pocos recursos y conocimientos, sino por un esfuerzo conjunto “de voluntarios” y un esquema de entusiasmo.

“Creando un esquema que genere mucho entusiasmo en el cual la juventud participe más, de repente podríamos empezar a cambiar las cosas. Yo no hablo aquí de los grandes proyectos, sino de los pequeños”, manifestó Pedro Pablo Kuczynski.

A modo de ejemplo, citó la necesidad de dotar de agua potable a las poblaciones de la sierra y/o de la selva, que al habitar muy cerca de los ríos, podría acceder con relativa facilidad a este servicio y conectarse a un sistema de saneamiento.

Sin embargo, ello no siempre ocurre por la burocracia y las sospechas de corrupción, por lo que, en opinión de Kuczynski, resulta fundamental que todo proyecto, por más pequeño que sea, se ejecute de forma rápida, transparente y sin actos corruptos.