Excelsior.com.mx. México es un destino seguro para la inversión y es una nación interesada en integrarse con las economías sudamericanas, así lo expresó este viernes el presidente Enrique Peña Nieto durante una comida con empresarios latinoamericanos celebrada en la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

En cuanto a la situación de seguridad en el país, expresó que “es un tema sensible dentro de los mexicanos, sobre todo a partir de escenarios de inseguridad que, de manera acentuada, se presenta en algunas partes del país”.

Y expresó que la mejor forma de combatir la inseguridad, “además de la eficacia que deban mostrar las entidades públicas encargadas de la seguridad”, consiste en generar un círculo virtuoso en el que se generen más oportunidades de empleo y de crecimiento económico.

En cuanto a la confianza que los inversionistas pueden tener en la economía mexicana, el jefe del Ejecutivo comentó: “Las medidas y acciones que mi gobierno habrá de emprender y que he anunciado están orientadas a lograr mayor crecimiento y a hacerlo de manera sostenida, por eso advierto que México representa una opción, ya desde ahora, de inversión segura”.

Habló de que buscará crecimiento con equidad, un desarrollo equitativo entre las diferentes regiones de México y que su administración será una facilitadora de la inversión:

“Queremos también establecer mayores mecanismos para generar certidumbre jurídica”.

“Queremos también establecer mayores mecanismos para generar certidumbre jurídica”, dijo Peña Nieto

Destacó que el país tiene una condición macroeconómica estable y que el paquete económico que aprobó el Congreso tiene un cero por ciento de déficit fiscal.

“La inflación reportada en diciembre de 2012 es la más baja que hayamos tenido en los últimos años, que fue de 3,9%, y la que dicen los economistas, o conocen como la inflación subyacente, fue de 3,57%”, dijo.

Se refirió a la cruzada contra el hambre y a su objetivo de generar mejores condiciones de vida para la población, y combatiendo la pobreza extrema.

Cabe destacar que este fin de semana el presidente Peña Nieto participará en dos reuniones en Santiago de Chile, la primera de ellas es la Primera Cumbre de naciones Latinoamericanas y del Caribe y la Unión Europea, donde se explorarán las posibilidades de incrementar el intercambio económico entre las dos regiones.

También participará en la Sexta Cumbre de la Alianza del Pacífico, alianza de la que forman parte México, Chile, Perú y Colombia, que busca fortalecer la relación comercial entre estas cuatro naciones.

En la comida de este viernes en la CEPAL, la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, destacó que lo más novedoso de la Alianza del Pacífico es que “puede lograr ser una plataforma que se proyecte hacia otras regiones muy dinámicas de la economía mundial. Por ejemplo, China, que tiene mil 300 millones de habitantes, pues si competimos solitos nos va muy mal, hay que ir juntos, hay que ir con alianzas”.

Y habló de que México puede jugar un papel fundamental dentro de esa estrategia: “Como nos recordaba Octavio Paz, se levanta entre dos mares una enorme pirámide que fue escenario de las más altas culturas de América prehispánica, con cuatro costados, con cuatro puntos cardinales, sus escaleras con los climas de todas las zonas, su alta meseta: la Casa del Sol. Desde esos sagrados lugares venimos muchos de nosotros, Presidente, y por eso, hoy, hablar aquí de México, relanzando una estrategia de integración de estos cuatro puntos cardinales, es central”.

Sobre el tema, Peña Nieto comentó que México tiene la voluntad política de integrarse con las demás naciones de América Latina y añadió que la primera forma de acreditarlo fue que durante la transición, su primera gira internacional fue a América Latina.

A su vez, Bárcena insistió en la fortaleza de la economía mexicana y en el rol de líder regional que puede jugar, recordó que es la nación número 16 entre las economías con mayores exportaciones y al mismo tiempo es el país que más manufacturas exporta en el continente.

Violencia es un tema primordial. El verdadero problema de México es la violencia y no la legalización de las drogas, aseguró el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

“El verdadero problema de México es la violencia. La legalización de algunas drogas no es la solución. Sin embargo, estoy abierto a que se debata. La violencia está relacionada con la falta de oportunidades y con instituciones de seguridad y justicia débiles. Cualquier debate debe darse de manera seria a nivel internacional, o por lo menos hemisférico, incluyendo necesariamente a Estados Unidos. México no puede tomar esta medida de manera unilateral porque resultaría contraproducente”, indicó el mandatario en entrevista con la revista colombiana ¿Qué pasa?

Uno de los principales retos que enfrenta México es devolver a sus ciudadanos la paz y la libertad que les han sido arrebatadas por la violencia, dijo.

“El objetivo de la política de Estado por la seguridad y justicia de los mexicanos –firmada en diciembre pasado– es reducir los tres crímenes que más afectan a la sociedad mexicana: los homicidios, el secuestro y la extorsión. Habrá una coordinación real y efectiva; la prevención del delito tendrá un peso mayor, al igual que la protección y respeto de los derechos humanos. Para lograr disminuir la violencia, también tendremos que transformar nuestras instituciones policiales y de procuración de justicia. Contaremos, por ejemplo, con una Gendarmería Nacional que tendrá presencia en aquellos municipios y territorios de mayor debilidad institucional”.

Destacó el trabajo de su partido para recuperar la presidencia.

“A partir de la alternancia en el año 2000, el PRI ha sabido renovarse y convertirse en un partido político competitivo, que sabe ganar elecciones democráticamente”, expresó el presidente.