Ciudad de México. A pesar de la inestabilidad y volatilidad que tienen los mercados financieros internacionales y las grandes economías, México mantiene y consolida sus ventajas competitivas para ser uno de los mejores destinos de inversión extranjera a escala global, dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

A su juicio, nuestro país se ratifica como un destino confiable, porque, además, se encuentra en una región del orbe que va creciendo.

Peña Nieto encabezó el anuncio de inversión de la nuevo planta de Goodyear en San Luis Potosí por US$550 millones, la cual generará mil empleos directos y cinco mil indirectos en esa entidad, produciendo cuando entre en operación seis millones de neumáticos al año, cifra que a la vez significa 30 por ciento de la producción total de 2014.

El Ejecutivo federal también agradeció la confianza de los inversionistas estadunidenses de esta marca que llevan 75 años en el mercado nacional.

Resaltó que con estos recursos, las inversiones en el segmento automotriz y de autopartes ya suman 23 mil 200 millones de dólares, sólo en lo que va de este gobierno.

En este sentido, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, detalló que de esta última cifra 10 mil mdd irán a la industria automotriz terminal y seis mil 200 mdd más al segmento de autopartes, recordando que seis empresas producen llantas en México y que 860 entidades privadas colaboran en nuestro país para apoyar a las armadoras que producen vehículos en nuestra nación.

Peña Nieto ratificó que entre todos debemos seguir consolidando esas ventajas competitivas, también en beneficio de los jóvenes, aprovechar el bono demográfico “y, por supuesto, generar más y mejores empleos para los que van egresando de las universidades”.

El presidente de Goodyear en América, Jean-Claude Kihn, resaltó que “México cuenta con una economía en crecimiento y una fuerte base industrial. Su sólida red de proveedores es de gran atractivo para los inversionistas locales y extranjeros”.

El presidente de Goodyerar en México, Martín Rosales, indicó que la planta en San Luis Potosí contribuirá con el posicionamiento de la empresa.

La firma dijo que es fundamental incrementar su producción de llantas, porque la industria prevé que para 2019 la demanda llegue a 50 millones de neumáticos.