Antalya, Tur. En el primer día de reuniones de la cumbre del G20, el mandatario Enrique Peña Nieto planteó aumentar la inversión privada y hacer más eficiente la inversión pública, con el único fin de promover un crecimiento robusto e incluyente a nivel global.

Durante la sesión denominada “Crecimiento incluyente, empleo e inversión”, el presidente mexicano expuso ante sus pares de las 20 naciones que integran el mecanismo que el contexto internacional de bajo crecimiento, alta volatilidad y temor al riesgo entre los inversionistas exige actuar con firmeza y prontitud en favor de un crecimiento robusto e incluyente.

Peña argumentó que en México se ha buscado impulsar la inversión nacional y extranjera a partir de dos vertientes: generar confianza y certidumbre, a través de asegurar la estabilidad macroeconómica y consolidar finanzas públicas y, en segundo término, en mejorar el clima de negocios, a través de reformas estructurales, políticas públicas y proyectos de infraestructura.

Recordó ante los líderes mundiales que en su administración el Congreso ha aprobado seis reformas económicas: la laboral, la financiera, la de competencia económica, otra en telecomunicaciones, una hacendaria y finalmente, la reforma energética.

Además, detalló que están en ejecución políticas públicas como la estrategia Crezcamos Juntos, “que hace atractiva la transición a la formalidad”, y el Programa Nacional de Infraestructura, que considera inversiones por US$459.000 millones.

Además, detalló que están en ejecución políticas públicas como la estrategia Crezcamos Juntos, “que hace atractiva la transición a la formalidad”, y el Programa Nacional de Infraestructura, que considera inversiones por US$459.000 millones. Dio a conocer las acciones que ha impulsado el Grupo de Trabajo Sobre Inversión e Infraestructura del G-20, creado en el 2013, y del cual México es copresidente, junto con Alemania e Indonesia.

En este sentido, destacó que invertir en infraestructura es una de las maneras más responsables y efectivas que tienen las naciones para impulsar la actividad económica y la generación de empleos, tanto en el corto como en el largo plazo. Describió que entre las medidas desarrolladas por este grupo de trabajo se encuentran las de nivel colectivo, que involucran al G20 en su conjunto, y para facilitar la intermediación financiera; además, explicó que con los diversos organismos internacionales se ha trabajado para instrumentar nuevos mecanismos de largo plazo.

Peña Nieto dijo que se ha buscado ampliar y optimizar el impacto de los recursos de la Banca Multilateral de Desarrollo y que se ha promovido un mejor ecosistema para la inversión, que incluye el mejoramiento del marco legal e institucional para proyectos de infraestructura, especialmente para las asociaciones público-privadas.