Nueva York. El pasado terremoto en Japón puede causar pérdidas en seguros cercanas a US$35.000 millones, dijo la firma evaluadora de riesgos AIR Worldwide, lo que lo convertiría en uno de los desastres más costosos de la historia.

La cifra es cercana a todas las pérdidas por catástrofes del sector durante 2010 en el mundo y puede generar alzas de precios en el mercado de seguros tras años de caídas.

AIR dijo que el rango estimado de pérdidas estaba entre US$14.500 millones y US$34.600 millones. La suma se basa en un rango de 1,2 billones de yenes a 2,8 billones de yenes, con una conversión de 81,85 yenes por dólar.

La compañía advirtió de que su estimación es preliminar y que sus modelos no cuentan los efectos del tsunami que siguió al simso ni cualquier pérdida potencial por daño nuclear.

AIR dijo que en muchos casos, los edificios habrían sido dañados por el sismo de magnitud 8,9 y barridos por la posterior inundación, lo que haría difícil un balance preciso.

El sismo superará con creces al más costoso de la historia moderna en términos de pérdidas por seguros: los cerca de US$15.000 millones del terremoto de Northridge de 1994 en California.

De todos los desastres ocurridos desde 1970, ajustados por la inflación, sólo estará detrás en costos de seguros del huracán Katrina en el Golfo de México en Estados Unidos.