Asunción. Las perspectivas económicas y la propuesta de reformas legales que impulsa el Banco Central del Paraguay (BCP) fueron expuestas ante estudiantes, académicos y empresarios en la Universidad Nacional del Este (UNE). Las presentaciones fueron realizadas por el titular del ente emisor, Carlos Fernández Valdovinos; el gerente de la Unidad Jurídica, Carlos Codas, y el director del Departamento Jurídico Sector Entidades Financieras, Juan Manuel Gustale.

Según el titular del BCP, si bien Paraguay se vería afectado por las perspectivas moderadas, la economía cuenta con mecanismos para enfrentar posibles choques externos, lo cual es reconocido por los mercados y se verifica en la mejora de la calificación y de un clima de negocios claramente favorable.

En cuanto a la actividad económica, destacó que se mantienen buenas perspectivas económicas con un crecimiento sostenido en la última década, el cual se diversificó con una producción de mayor valor agregado, prueba de ello es el desempeño creciente del régimen de maquila. Destacó que la inflación se mantiene baja y estable, y que la situación fiscal se consolidó a través de una mejora en la recaudación y en la calidad del gasto.

Cabe recordar que el BCP se encuentra empeñado en llevar al interior del país diversas actividades institucionales. En esta primera ocasión, Fernández Valdovinos tuvo a cargo la exposición sobre “Paraguay: Preparándonos para el invierno”. Con relación al nuevo contexto global, mencionó que el crecimiento global se mantiene débil, más bajo de lo anticipado y con marcadas diferencias entre países y regiones.

A su turno, Carlos Codas y Juan Manuel Gustale expusieron acerca de las propuestas de modificación de la Ley de Bancos (N° 861/96) y de la Carta Orgánica del Banco Central del Paraguay (Ley N° 489/95), las cuales actualmente se encuentran en estudio en el Congreso.

Los técnicos enfatizaron en la necesidad de que Paraguay cuente con un marco legal moderno, basado en estándares internacionales, que le permita estar en línea con sus objetivos de política monetaria y estabilidad financiera. Dijeron, además, que los objetivos finales de esta modificación son el fortalecimiento de la estabilidad del sistema financiero, la mejora de la calificación del riesgo país y tener un mercado más atractivo para inversores locales y extranjeros. Finalmente explicaron que la supervisión preventiva, la estabilidad financiera y la protección al ciudadano son los pilares en los que se basa la propuesta de modificación.

Reiteraron que la economía cuenta hoy con un escenario macroeconómico propicio para llevar adelante estas modificaciones. Entre las adecuaciones legales que prepara el BCP, sus directores plantean la posibilidad de regular e intervenir las casas de crédito y las comerciales que ofrezcan financiación, toda vez que sus operaciones representen un riesgo para la estabilidad del sistema. Con esto se busca resguardar el mercado de futuras crisis y asegurar inclusión financiera.

El BCP pretende monitorear todos los accesos al crédito y evitar cualquier riesgo sistémico que provenga de esas operaciones financieras. En ese rubro entran las casas de crédito y las comerciales que ofrecen financiación a sus clientes.