Lima, Andina. Se espera que las exportaciones peruanas contribuyan con el 50% del crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) hacia el 2016, con lo que igualaría su aporte en el 2005 y el 2006, informó hoy el presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Juan Varilias.

Recordó que en el 2009, cuando las exportaciones peruanas sufrieron el impacto de la crisis en Estados Unidos, no cooperaron al crecimiento del PBI.

Algo similar ocurrió en el 2010, sin embargo, el año pasado el aporte fue de 14% y se espera que este año ese índice mejore aunque no de forma contundente.

“Esta menor contribución se debe a la difícil situación de las exportaciones porque sus principales mercados, Estados Unidos y la Unión Europea, están contraídos”, indicó.

Explicó que Estados Unidos está mostrando una mejoría incipiente, y en el caso de la Unión Europea se confía que las primeras señales de su recuperación se vean en el último trimestre del año.

El Banco Central de Reserva (BCR) reportó que la actividad productiva peruana creció 6.15 en enero pasado, con lo cual acumuló una expansión de 6,3% en los últimos 12 meses, de los cuales 14 por ciento son explicados por las exportaciones, uno de los menores porcentajes de los últimos años previos a la crisis.

Varilias también comentó que la evolución del PBI deja muy en claro la importancia del consumo privado (explica el 62 por ciento), así como la inversión privada (el 49%), lo que demuestra que el gobierno debe seguir alentando la participación del sector privado.

Opinó que hacia el 2016 la contribución de la actividad exportadora debe igualar, e inclusive superar, la contribución que tuvo en el 2005 y en el 2006 (50% del total).

“En realidad, lo ideal para una economía como Perú es que el crecimiento económico se apoye de manera proporcional y equilibrada en ambos mercados (interno y externo)”, mencionó.

Añadió que si bien la menor contribución de las exportaciones se debe a la crisis económica mundial, los exportadores y el Estado no pueden quedarse en la aceptación de una explicación técnica.

“Perú podría lograr un mejor posicionamiento en el mercado mundial y verse menos afectado por la recesión que hay en algunos mercados, pero no en todos”, consideró.

Indicó que Perú tiene los recursos para impulsar una cartera de productos muy variada, como los tratados de Libre Comercio (TLC) para ingresar de manera preferencial a muchos mercados, por lo que solo falta un plan estratégico bien respaldado por todos para lograr ese objetivo.

Comentó también que la figura se torna más preocupante cuando se considera que en la evolución del PBI el crecimiento de las importaciones supera al de las exportaciones de modo tal que el efecto neto del sector externo es una reducción de 1,4 puntos porcentuales.

“En este punto debemos alertar el riesgo que sería para la sostenibilidad del crecimiento económico futuro, el hecho que sea solo el mercado interno el que contribuya al crecimiento del país, en tanto que el mercado externo tiene un aporte negativo”, señaló.

Además, dijo que esto hace recordar que la caída del tipo de cambio es el principal problema que enfrenta la economía peruana respecto al mundo.