Lima, Andina. A pesar de que la Bolsa de Valores de Lima (BVL) reportó resultados negativos en los últimos días afectada por una serie de variables locales y externas, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) tienen previsto tomar más posiciones en títulos de renta variable, señaló este lunes Prima AFP.

Para el gerente de Estrategia de Prima AFP, José Antonio Roca, hay empresas que listan en la BVL con muy buenas perspectivas y el precio de sus acciones se presenta relativamente atractivo.

“Sin embargo, somos conscientes de que puede seguir habiendo una salida de capitales, lo cual puede presionar aún más el mercado bursátil local”, refirió.

Respecto al portafolio de inversiones de Prima AFP, dijo que semanas atrás tomaron algunas precauciones debido a que anticipaban una volatilidad en el mercado a raíz del proceso electoral.

“Ahora, más bien debemos ver con otros ojos el mercado local, pues se prevé una corrección significativa”, añadió.

En este sentido, explicó que hay una disociación muy significativa entre los fundamentos de las empresas y las cotizaciones de sus acciones.

Al respecto, citó el caso de la Compañía Minera Minsur, una de las principales productoras de estaño en el mundo. El precio de este metal se incrementó 21% y el precio de su acción en la bolsa cayó 35%.

Explicó que las AFP son inversionistas de largo plazo y se prevé que el escenario político tenderá a normalizarse, lo cual generará una serie de buenas oportunidades.

“Por esta razón, consideramos que tomaremos más posiciones en títulos de renta variable”, dijo Roca.

Detalló que ese ajuste en la cartera de inversiones se hará de manera gradual, pues no es posible identificar el punto mínimo del precio de las acciones. De este modo, conforme vayan apareciendo flujos de venta atractivos empezarán a comprar.

Anotó que el rendimiento de las inversiones del fondo de pensiones acumula hasta marzo resultados negativos para los tres tipos de fondos, por lo que hay que tener presente que casi el 60% de sus inversiones está en la BVL.

Roca explicó que este desempeño en la bolsa no solo es explicado por la coyuntura electoral, sino también por otros factores con mayor incidencia.

Mencionó que los resultados obtenidos al cierre del primer trimestre todavía no reflejaban el nerviosismo generado por el tema electoral.

“Lo más probable es que haya predominado más la salida de capitales y la preocupación por la inflación”, comentó.

Agregó que el efecto de la coyuntura electoral se verá con mayor nitidez en el segundo trimestre.

“Lo más probable es que la rentabilidad negativa de los fondos continúe hasta que se disipe un poco la incertidumbre sobre los resultados de la contienda electoral. Antes será bastante difícil que se dé un rebote significativo en el mercado”, señaló.

Sobre la posibilidad de remontar estas pérdidas, Roca manifestó que el año pasado la bolsa limeña fue seriamente afectada por factores externos, y entre el 11 de enero y el 8 de febrero del año pasado cayó 16%.

“Sin embargo, terminó siendo la cuarta bolsa más rentable del mundo, con un rendimiento de 70% al cierre de 2010”, añadió.