Lima, Andina. La actual coyuntura de precios en el exterior que impacta en la economía peruana, no pondrá en riesgo el cumplimiento de la meta trazada por el gobierno de reducir la pobreza a 30% en este año, señaló este martes el presidente de la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza (Mclcp), Federico Arnillas.

“Es altamente factible la meta de reducir la pobreza en el transcurso de este año ya que la economía ha venido sosteniendo un proceso de crecimiento significativo, es cierto que el escenario internacional tiene algunos elementos de riesgo o amenaza pero pueden ser manejados”, comentó.

Agregó que la demanda interna es el motor de crecimiento de la economía peruana y el desafío clave de las autoridades es sostener este proceso y protegerlo de la coyuntura internacional.

“Pero también se debe resolver los problemas que tiene el crecimiento en Perú, donde si bien se ha reducido la pobreza, todavía hay brechas de pobreza importantes”, refirió.

Precisó que algunas regiones peruanas no han experimentado una reducción significativa de la pobreza, tales como Amazonas, pero en promedio la tendencia en todo el país ha sido la disminución del indicador, principalmente en zonas urbanas.

“Pero desde la perspectiva de la MCLCP estamos enfocados en la situación de la pobreza rural ya que, según los datos que tenemos al 2009, no hubo una reducción de la pobreza rural, cosa que sí sucedió con la pobreza urbana, que hace que haya aumentado la brecha entre ambos”, sostuvo.

En ese sentido, Arnillas manifestó que el reto para la próxima gestión de gobierno es cerrar la brecha entre la pobreza rural y la urbana.

“Afortunadamente hay una meta concertada entre todas las agrupaciones políticas que postularon en las elecciones del 10 de abril, incluyendo a las que pasaron a la segunda vuelta, de reducir la pobreza rural a 30% para los próximos cinco años”, acotó.

La pobreza rural en Perú se mantiene cercana a 60%, recordó luego de la presentación del documento “Síntesis Regional: Recursos, potencialidades y crecimiento”, elaborado por el Centro Nacional de Planteamiento Estratégico (Ceplan).

Mencionó que para reducir la pobreza rural se tiene que poner énfasis en la capitalización de los pequeños productores con la finalidad de dotar a los agricultores de mejores tecnologías y una mejor base productiva.

“Esto debe ir acompañado con una mejora en las oportunidades de acceso al mercado, lo que implica caminos rurales, telecomunicaciones, centros de abasto en regiones y asociatividad para que los pequeños productores puedan entrar juntos a un determinado mercado”, refirió.