Lima. El gobierno de Perú, a través de un decreto supremo, aprobó una operación de endeudamiento externo por US$30 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo objetivo es atender parte del pago del servicio de deuda pública en el periodo 2013-2015.

Según una resolución del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el endeudamiento contará con el instrumento denominado Facilidad de Conversión de Deuda, por medio del cual este país podrá solicitar la conversión de los desembolsos o del saldo adeudado del préstamo a nuevos soles.

Este crédito tendrá también el amparo de la llamada Facilidad de Conversión de Tasa de Interés, lo cual permitirá a Perú cambiar una parte o el total de los saldos adeudados con tasa de interés Libor, a una tasa de interés fija o viceversa.

De acuerdo con los términos establecidos con el BID, el pago de esta deuda será en una sola cuota que tiene como fecha límite el 15 de septiembre de 2024.