Lima. El jefe de Estudios Económicos de Citibank para la región Andina, Munir Jalil, proyectó que el Perú incrementará su captación de flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) de US$6.800 millones en 2017 a US$8.000 millones este año.

Refirió que independientemente de las amenazas de guerra comercial entre Estados Unidos y China, los flujos de dinero a la región latinoamericana han seguido llegando y posicionándose, entre ellos el Perú, y continuarán fluyendo.

"Para este año esperamos que la Inversión Extranjera Directa (IED), específicamente la asociada a proyectos mineros se incremente por las perspectivas de los precios (de metales) que hay positivas. Nosotros inicialmente tenemos previsto para este año US$8.000 millones, con lo cual estaríamos cercanos a los niveles de 2015", explicó.

La IED en Perú se incrementó sustancialmente desde el 2001 cuando se registraron US$1.100 millones, en 2012 alcanzó un pico de US$11.800 millones, luego fue descendiendo y en 2017 se situó en US$6.800 millones.

Jalil refirió que ante las mejores perspectivas de los precios de los metales que el Perú exporta como el cobre y el oro, las inversiones de capital del sector minero se incrementarán en el país.  

La IED en Perú se incrementó sustancialmente desde el 2001 cuando se registraron US$1.100 millones, en 2012 alcanzó un pico de US$11.800 millones, luego fue descendiendo y en 2017 se situó en US$6.800 millones.

Asimismo, explicó que el mayor ingreso de dólares permitió que el tipo de cambio no se deprecie más, en un contexto en que potencialmente podría haberse afectado por el riesgo político, sin embargo, hubo flujos y se generó una mayor oferta de la divisa estadounidense.

"Es más, la sorpresa podría darse al finalizar el 2018, es que este flujo (de capitales) podría inclusive venir más alto, porque esa inversión, específicamente la que va a atada al sector minero es bastante insensible al tema político, sino, no veríamos inversión en países africanos", explicó.

Refirió que las apuestas de los inversionistas mineros están centradas en las expectativas de ingresos futuros. Sin embargo, las consultas y temas regionales que pospongan los proyectos mineros constituyen un riesgo a la baja en los flujos de IED.

Expansión del PBI. Jalil indicó que las proyecciones del Citibank para el Producto Bruto Interno (PBI) del Perú (luego que registrara una expansión de 2,4% en 2016) son de 3,6% para 2018 y 4% en 2019, sustentado en los mejores precios de los minerales y crecimiento de la inversión.

Asimismo, enfatizó la importancia de incrementar la inversión pública como impulsor de la inversión privada, que a su vez empuje a la recuperación del consumo. El Citibank proyecta que para el segundo semestre de este año se dará una recuperación del consumo en el Perú.

 

Cooperación Ejecutivo y Congreso. Jalil consideró que un retraso en las obras públicas impactaría negativamente en el crecimiento del PBI, y por ello el Congreso y el Ejecutivo deben cooperar a fin de evitar retrasos en la ejecución de la inversión.

De otro lado, ante los anuncios del actual Gobierno, estima que habrá prudencia en el manejo de las cuentas fiscales. “Soy un convencido que el Perú va a retornar más temprano que tarde a esa senda de consolidación fiscal”, afirmó.

El Citibank proyectó que el déficit fiscal se situará en -3,4% en 2018 y 3,0% en 2019, mientras que el ratio de la deuda pública sobre el PBI estará en 23,5% en 2018 y 23,7% en 2019.