El vital sector minero y de hidrocarburos de Perú registró un importante crecimiento en julio por segundo mes consecutivo, mientras que la producción de cemento -clave en la construcción que ha estado apoyando la expansión de la economía local- repuntó poco más de 23%, dijo este sábado el Gobierno.

En su avance mensual de indicadores, el Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI) reportó que la actividad de minería e hidrocarburos creció 4,21% interanual en julio.

En ese sector, la producción de metales de Perú -el segundo mayor productor mundial de cobre y plata y el sexto de oro- creció 4,35% interanual en julio, mientras que la de hidrocarburos avanzó 3,64%, precisó la entidad.

La minería es clave para la economía peruana, debido a que las exportaciones de ese sector representan 60% de los envíos totales del país.

Construcción robusta. Por otro lado, el consumo interno de cemento -un barómetro en el sector de la construcción- escaló en julio un robusto 23,17% interanual, por encima del incremento de 21,02% a tasa anual de junio, afirmó el INEI.

"Este comportamiento se debió al dinamismo de las obras privadas como la edificación de viviendas, centros comerciales, así como inversiones en el sector electricidad y minería", dijo el instituto en un comunicado.

En tanto, la producción del subsector electricidad -que mide el dinamismo de la actividad industrial- creció 6,49% interanual en julio, una cifra mayor al alza de 5,09% a tasa anual del mes previo, agregó.

Asimismo, la producción del sector agropecuario se desaceleró y creció levemente 0,19% interanual en julio, mientras que el desarrollo del sector pesquero retrocedió 3,09% en el mismo mes.

El gobierno peruano difundirá el dato sobre la evolución de la actividad económica de julio el 15 de septiembre.

Exportaciones vuelven a caer. Por otro lado, el INEI dijo que a nivel nominal las exportaciones mostraron por cuarto mes sucesivo un desempeño negativo, al caer 22,42% interanual en julio, según cifras preliminares, en medio de un declive de los precios de los minerales y la desaceleración de la economía china.

Sólo las exportaciones tradicionales (o de materias primas, las más importantes del país andino) se desplomaron 28,16% en julio, mientras que los envíos no tradicionales, o de productos elaborados, cayeron 2,15%, su primer revés en lo que va del año, refirió el organismo.

Perú ha lanzado desde el Gobierno una decena de medidas para ayudar al sector exportador, además de una inyección de US$760 millones de estímulo fiscal, equivalente a 0,5% del PIB.

En tanto, el Banco Central redujo su tasa de encaje en moneda extranjera para el financiamiento destinado al comercio exterior, a 25% desde 60% previo.