Lima. El gobierno peruano ratificó este jueves sus estimaciones de fuerte crecimiento económico para este año y el próximo, aunque estas dependerán de la evolución de los acontecimientos externos, especialmente de la desaceleración global y el rumbo de la crisis de deuda de la zona euro.

El ministerio de Economía y Finanzas proyectó una expansión de un 6% para ambos años en la economía de Perú, un país rico en recursos naturales y gran exportador mundial de metales.

En una proyección más amplia, el ministerio auguró que el crecimiento anual podría ubicarse entre un 6% y 6,5% hasta el 2015.

"Este crecimiento se alcanzará siempre y cuando no se produzca un colapso financiero global similar al del 2008", dijo el ministerio en el documento marco macroeconómico revisado para el periodo 2013-2015, publicado en el diario oficial.

El ministerio proyectó asimismo una inflación acumulada del 2,8% para este año y de un 2% para el próximo, ambos dentro del rango meta del Banco Central de Reserva.

Entre otras proyecciones, el gobierno mantuvo su pronóstico de superávit fiscal de este año en un 1% del Producto Interno Bruto y lo redujo a un 1,1% del PIB para el 2013 desde el 1,4% calculado anteriormente.

Respecto a la balanza de cuenta corriente, el Gobierno proyectó un déficit del 2,3% del PIB para este año, menor al 3,3% proyectado originalmente. Para el próximo año, se espera un salto negativo del 2,3% del PIB, menor que el 3,5% anterior.

Asimismo, el ministerio dijo que elevó la proyección de superávit comercial para este año a US$8.249 millones desde US$5.390 millones.