Lima, Andina. El Perú puede crecer a su nivel potencial, entre 6% y 6,5% anual entre el 2013 y 2016, y de esta forma se mantendrá como uno de los países más dinámicos en el mundo en los próximos años, previó el ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Señaló, a través del Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2014-2016, que el Perú se mantendrá como uno de los países más dinámicos en la medida que la economía mundial se recupere, se materialicen importantes proyectos de inversión privada y se mantenga elevada la confianza de los agentes económicos.

“Mantener un crecimiento en torno al 6% en medio de una lenta recuperación de las economías avanzadas y caída de los precios de materias primas, requiere de importantes esfuerzos para promover y facilitar la inversión privada, así como aumentar la productividad y competitividad del país”, refiere el documento.

En el desagregado, el MEF proyectó que la economía peruana crecerá entre 6% y 6,3% este año, debido al dinamismo de la demanda interna que compensará la debilidad del sector externo.

En ese sentido, estimó que la demanda interna puede crecer más de 7% en el 2013 y continuará expandiéndose por encima del Producto Interno Bruto (PIB), gracias al alto crecimiento del consumo tanto privado como público, pero especialmente debido a un fuerte crecimiento de la inversión privada (10%) y pública (20%).

“Los indicadores actuales y adelantados de la actividad productiva muestran que el crecimiento de la economía peruana se ha estabilizado actualmente alrededor de su nivel sostenible de largo plazo”, anotó.

Añadió que entre el 2014 y 2016 el crecimiento anual del PIB se ubicará entre 6% y 6,5%, en línea con el crecimiento potencial del país.

Por el lado de la política fiscal, luego que en el 2012 se alcanzó un superávit en cuentas estructurales, hacia adelante se buscará aumentar los gastos de acuerdo con los ingresos permanentes, en un contexto de precios de exportación aún históricamente elevados, pero con una tendencia decreciente.

El MEF mencionó que las proyecciones son consistentes con un superávit fiscal en torno al 0,6% del PIB en el período del 2013 al 2016.

“En la medida que se materialice el incremento de los ingresos fiscales permanentes, el gasto público se expandirá de manera articulada y focalizada en las áreas prioritarias de la presente administración (gasto social, infraestructura, seguridad y orden interno)”, anotó.

Agregó que para el 2013 se ha revisado a la baja las perspectivas de crecimiento de la economía mundial y los precios de los metales.

Así, anticipó que durante los años 2014-2016 se espera que la economía global registre una recuperación gradual, con un crecimiento promedio anual de cuatro por ciento.

“En tanto, las economías avanzadas crecerían alrededor de 2,2% en promedio, por encima del promedio entre el 2000 y 2011 de 1,8%”, apuntó.

Por su parte, proyectó que las economías emergentes crecerían a un promedio anual de 5,7%, por debajo del promedio del 2000 al 2011 (6,3%).

En ese contexto, estimó que el crecimiento de nuestros socios comerciales se ubicará alrededor de 3,5%.

“Por su parte, el dinamismo económico en China también ha sido menor al esperado y así por ejemplo JP Morgan ha recortado su proyección de crecimiento para este año de 7,8% a 7,6%”, sostuvo finalmente.