Lima, Andina. El aumento de sueldo para policías y militares no generará ningún problema presupuestal al próximo gobierno, pues ya se habían destinado 450 millones de nuevos soles para financiar dicha medida, aseveró este martes el titular de Defensa, Jaime Thorne.

En conferencia de prensa, el ministro aseguró que el aumento de 20% no es ninguna sorpresa ni medida precipitada, pues el ministerio de Economía ya había separado con anticipación ese monto a la espera de su decisión, y lo único que se hará ahora es ejecutarlo.

Tras señalar que el decreto supremo respectivo se aprobará en la sesión del Consejo de Ministros de este viernes, refirió que los 450 millones servirán para pagar los aumentos del periodo mayo-diciembre de este año, con lo cual la medida está plenamente financiada.

“Esto ya estaba previsto, incluso, para demostrar que no hay ninguna dificultad para el próximo gobierno, pues esos 450 millones ya habían sido detraídos; el MEF, al elaborar el presupuesto, separó, aisló, 450 millones para estos efectos; es un tema que ya se conocía, y las cifras ya habían sido guardadas y previstas en el presupuesto (…), de manera tal que no afecta en globo, ni en el caso del pliego del ministerio de Defensa.”

Incluso comentó que el gobierno ha sido muy cuidadoso para no dejar a la próxima administración problemas en este tema, y por eso no se ha tomado ninguna decisión en la modificación de las pensiones, a fin de que sean las nuevas autoridades las que adopten un acuerdo.

El titular de Defensa detalló que en el caso de las FF.AA., este incremento será sólo para oficiales con grado de teniente a comandante y personal subalterno, y no alcanzará al personal en retiro.

En diálogo con los periodistas indicó que en total serán 45.000 los beneficiados en las Fuerzas Armadas, de los cuales 35.000 son personal subalterno, y el incremento se hará efectivo a partir del 1 de mayo.

En el caso del 25% de aumento para el personal discapacitado, Thorne informó que serán casi 7.000 los beneficiados, además de las viudas y los deudos, lo que tendrá un costo de 8,7 millones para 2011.

Thorne refirió que el aumento de las remuneraciones a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional ha sido concebido en cinco tramos; el primero ya lo dio este gobierno, y corresponderá al próximo Ejecutivo definir los tramos y los plazos de los siguientes.

El objetivo, dijo, es reducir la brecha salarial que existe entre oficiales de alta graduación, con los oficiales de baja graduación y personal subalterno.