Lima. El Gobierno peruano aprobó este miércoles su anunciado plan de reconstrucción y elevó la inversión para reparar los daños tras inundaciones por lluvias a unos US$7.925 millones, casi un 4% del Producto Interno Bruto, dijo el jefe del programa, Pablo de la Flor.

La propuesta inicial ascendía a un equivalente de unos US$6.200 millones para el plan a ejecutarse en cuatro años y que permitirá dar un impulso a la economía local, que se ha desacelerado por los desastres naturales y por un freno de la inversión debido a un escándalo de corrupción.

Un 77% de la inversión será para reconstruir carreteras, puentes y viviendas destruidas y un 21% a obras de prevención y ordenamiento urbano, dijo De la Flor.

"Sin lugar a dudas este es el esfuerzo fiscal más importante que se haya desplegado en la historia reciente del país. Estamos hablando de inversiones estimadas del orden de 25.655 millones de soles", dijo De la Flor en una conferencia de prensa.

Las inundaciones debido al fenómeno climático de El Niño dejaron 162 muertos, dañaron o destruyeron la infraestructura principalmente del norte de Perú y provocaron pérdidas equivalentes al 2% del PIB.

Un 77% de la inversión será para reconstruir carreteras, puentes y viviendas destruidas y un 21% a obras de prevención y ordenamiento urbano, dijo De la Flor.

El funcionario dijo que sólo en el 2018 la inversión en infraestructura sumará unos 7.000 millones de soles, la cual generará unos 150.000 nuevos puestos de trabajo en todo el país.

"La reconstrucción ha concitado el interés de algunos de los principales jugadores a nivel internacional en la industria de la construcción", afirmó. De la Flor se excusó de identificar a las empresas interesadas en el plan pero mencionó que son canadienses, españolas, chinas, estadounidenses y turcas.