Lima. El gobierno peruano contempla elevar en 8% el presupuesto público para 2011 en comparación al de este año, en momentos en que la economía local crece a una de las mayores tasas del mundo y en la recta final del mandato del presidente Alan García.

El gobierno entregó al Congreso un presupuesto público de 88.460,61 millones de soles (unos US$31.600 millones) para el próximo año, el que supera los 81.857 millones de soles del actual, dijo a Reuters el presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso, José Carrasco.

El Congreso tendrá ahora hasta fines de noviembre para darle su visto bueno.

Con una expansión de hasta 7% según estimaciones de organismos internacionales, Perú sería uno de los países que más crecería en el mundo este año.

Ello en medio de un fuerte auge de la demanda interna, que ha desplazado al tradicional motor de la economía peruana: el sector minero.

El gobierno también remitió al Congreso un proyecto de endeudamiento, el cual contempla para 2011 operaciones externas por hasta un monto equivalente a unos US$2.436 millones, por encima de los cerca de US$2.137 millones de este año, agregó Carrasco.

Gracias al grado de inversión por parte de las principales calificadoras del sector, Perú puede endeudarse en el exterior a tasas y plazos favorables.

A nivel interno, las operaciones por endeudamiento alcanzarían unos 3.216 millones de soles, por encima de los 2.671 millones de soles de este año, añadió.

Aumentos salariales. La ministra de Economía y Finanzas, Mercedes Aráoz, dijo que la propuesta presupuestaria para 2011 incluye aumentos salariales para la fuerza policial y militar, informa el diario oficial El Peruano.

El Ministerio de Economía y Finanzas de Perú proyecta que el gobierno central terminará este año con un déficit fiscal de 1,5% del producto interno bruto y, el próximo año, con un déficit de 1,0% del PIB.

En su último informe macroeconómico, el ministerio proyectó un crecimiento del PIB de 6,8% para este año y de 5,0% para 2011. La estimación inferior para el próximo año se debe, en parte, a la incertidumbre relacionada con el escenario económico mundial, según el gobierno.

La inflación acumulada llegaría a 2,7% este año, antes de disminuir a 2,0% en 2011.

La deuda externa e interna del sector público disminuiría al 22,6% del PIB el próximo año frente al 23,7% del PIB de este año.

(Con información de Reuters y Dow Jones Newswires)