Lima. El Gobierno peruano dijo que seguirá adelante con su plan de elevar los impuestos a los productos que afectan la salud y el ambiente como bebidas azucaradas, cigarrillos y combustibles contaminantes, pese a la oposición de la industria local.

El ministro de Economía, David Tuesta, dijo que el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a estos tipos de productos forma parte de una reforma que busca elevar la recaudación y, adicionalmente, tratar de reducir los índices de obesidad y de cáncer.

"Acá lo estamos viendo es un espectro amplio de productos y servicios que genera externalidades negativas a la población, daños a la salud", dijo Tuesta junto al primer ministro César Villanueva luego de una reunión del gabinete ministerial.

Tuesta dijo que el incremento de la obesidad en el país por el consumo de bebidas azucaradas está afectando a la productividad y que, según estudios, se estima que un punto del Producto Interno Bruto se pierde anualmente por temas relacionados a ese trastorno.

El ministro manifestó que se elevará el ISC a los productos que generan cáncer como los cigarrillos y a "una serie de combustibles que generan una polución excesiva". "Tenemos que ver qué tipo de combustibles alentamos y no alentamos", refirió.

Mediante Decreto Supremo se aprobó la modificación del ISC, con lo cual se aplicará una tasa de 25% para las bebidas con un contenido de azúcar de 6 gramos o más por cada 100 mililitros.

El plan de elevar el ISC fue anunciado por el ministro la semana pasada, junto a otras iniciativas tributarias, lo que provocó que la privada Sociedad Nacional de Industrias rechazara el plan en un comunicado, alegando que podría alentar el contrabando y la informalidad en el comercio de estos productos.

El ministro Tuesta no detalló el porcentaje de aumento del ISC, el tercero de importancia en la recaudación tributaria en el país, luego del impuesto a las ventas y a la renta.

La recaudación de impuestos en Perú cayó el año pasado un 1,3%, su tercera baja anual consecutiva, ante la desaceleración de la economía por desastres naturales y freno de la inversión por un escándalo de corrupción.

Impuesto a las bebidas. Mediante Decreto Supremo Nº 091-2018-EF se aprobó la modificación del ISC, con lo cual se aplicará una tasa de 25% del ISC para las bebidas (agua, incluida el agua mineral y la gasificada) con un contenido de azúcar de 6 gramos o más por cada 100 mililitros.

También se impuso la tasa de 25% del ISC para la cerveza sin alcohol, con contenido de azúcares totales igual o superior a 6 gramos por cada 100 mililitros.

Mientras que para las bebidas y cerveza sin alcohol que tienen un contenido de azúcares menor a 6 gramos por cada 100 mililitros se mantiene el ISC de 17%.

El mencionado dispositivo legal indica que quedan exceptuadas aquellas bebidas que cuenten con registro sanitario o autorización excepcional de productos farmacéuticos expedidos de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas del Ministerio de Salud.

*Con información de Reuters y Andina.