Lima. El gobierno peruano elevó los requerimientos de encaje a los derivados de las transacciones cambiarias para hacer frente a la alza del dólar y su impacto en la moneda local, el nuevo sol, indicó hoy el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP).

La nueva medida, que entrará en vigencia a partir del próximo lunes, busca atenuar la presión sobre el tipo de cambio y reducir las operaciones de derivados cambiarios de 1.200 millones de dólares a 1.000 millones mensuales y de 350 millones de dólares a 250 millones semanales.

Según el banco emisor, encargado de la política monetaria del país, cuando estas operaciones excedan los límites quedarán sometidas a un encaje adicional elevado de 100 a 200 por ciento.

El BCRP también detalló que los nuevos límites diarios y semanales entrarán en vigencia a partir de la próxima semana, mientras que el límite mensual tiene plazo de apertura a partir de septiembre.

Las medidas adoptadas por el órgano emisor peruano tiene como finalidad disminuir la preocupante inestabilidad del tipo de cambio frente al dólar estadounidense realizados a corto plazo.

Con esta medida, Perú hace frente a la depreciación del nuevo sol que en lo que va de 2015 se ha depreciado 9,73 por ciento, desde finales del año pasado, cuando cerró a 2,98 nuevos soles por dólar y actualmente se encuentra en 3,37 nuevos soles.