Lima. El Banco Central de Perú dijo el domingo que elevará otra vez el encaje bancario en moneda nacional y extranjera, extendiendo recientes medidas con las que busca restar liquidez al mercado en medio de una sostenida apreciación de la moneda local y un robusto repunte económico.

La economía peruana se expandiría hasta un 7% este año, una de las tasas más altas de Latinoamérica, y ha registrado un fuerte flujo de dinero que impulsó recientemente al sol a su mejor nivel en dos años.

Es la tercera ocasión desde fines de junio en que el Banco Central anuncia un alza de las tasas de encaje.

Analistas afirman que las medidas apuntan a frenar el ingreso de dólares "especulativos" del exterior, que presionan la cotización de la moneda local frente al dólar.

La autoridad monetaria también buscaría mantener a raya la inflación dentro de su rango meta de entre 1% y 3%, en momentos en que la economía crece a tasas arrolladoras cercanas a los dos dígitos.

Asimismo, el anuncio también se produjo luego de cuatro alzas consecutivas de la tasa clave de interés - que ahora se ubica en un 2,5% - y luego de que el Banco Central permitiera a las administradoras privadas de fondos de pensión invertir más en el exterior.

En su más reciente decisión, el Banco Central sorprendió al mercado con una subida mayor a la esperada de la tasa clave, y analistas anticipan que el ente acelere su actual ciclo de alzas de la tasa referencial, que permanece en un nivel expansivo.

Además, el anuncio se da después de agresivas compras de dólares en las que el organismo llegó a adquirir un récord de casi US$500 millones en una sola jornada.

"En esta oportunidad se eleva desde el 8 del presente mes la tasa de encaje para los créditos del exterior de corto plazo de 50% a 65%. De igual forma se eleva a 65% la tasa de encaje a las captaciones provenientes de entidades financieras no residentes", explicó el ente.

Por otro lado, a partir de septiembre, sobre los depósitos en moneda extranjera regirá una tasa de encaje marginal del 50%, desde la del 45% previa, agregó.

Las operaciones en moneda nacional tendrán desde el próximo mes un encaje marginal del 15%, desde el 12% anterior; mientras que la tasa de encaje mínimo legal será del 8,5%, frente al 8% previo, detalló.

"Esta decisión es consistente con la existencia de un alto porcentaje de dolarización de los créditos del sistema financiero, de manera que la política monetaria actúe en ambas monedas", explicó el ente en un comunicado.

El Banco Central precisó también que los mayores encajes reducen la posibilidad de que los flujos de capitales externos de corto plazo y otras fuentes de liquidez transitoria apuntalen significativamente el crédito.

Un aumento insostenible del crédito aceleraría la inflación en el país andino, que actualmente es del 1,79% en lo que va del año, aún dentro del rango meta del Banco Central.