El empleo formal creció 1,5% en noviembre del 2014, en las empresas privadas de diez a más trabajadores del Perú Urbano, y acumuló 60 meses de expansión continua, informó el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

El dinamismo de las actividades económicas de servicios, transporte, almacenamiento y comunicaciones y extractiva mostraron un impacto positivo en el empleo, con incrementos de 3,7%, 1,6% y 1,5%, respectivamente, en el período noviembre 2013 a noviembre 2014.

Según la Encuesta Nacional de Variación del Empleo (Envme), en Lima Metropolitana se registró una variación positiva del empleo de 1,5%.

El desempeño en Lima Metropolitana estuvo influenciado principalmente por la mayor demanda de trabajadores en las actividades económicas de servicios (3,4%), comercio (0,6%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (1,2%).

En lo que respecta a servicios, se contrató la mayor cantidad de trabajadores en las subramas enseñanza y servicios prestados a empresas.

En cuanto a comercio, el incremento se debió a las mayores ventas en supermercados y por la apertura de nuevos locales en diversos distritos, así como al incremento de las ventas al por menor, por parte de las empresas dedicadas a la elaboración de productos textiles, prendas de vestir y artículos de cuero.

En transporte, almacenamiento y comunicaciones la expansión del empleo se dio por el incremento de la demanda de los servicios de telecomunicaciones y de transporte de carga por carretera.

En el mismo período de estudio, el empleo formal en las principales ciudades del interior del país creció 1,6%, verificándose esta variación positiva en 15 de las 29 ciudades del Resto Urbano que formaron parte del estudio.

Aquellas ciudades que mostraron los mayores crecimientos en el empleo fueron Sullana (15,1%) y Abancay (10,6%).

En el caso de Sullana la variación positiva del empleo se dio como consecuencia del buen comportamiento de las ramas industria manufacturera, extractiva (agricultura) y servicios (establecimientos financieros, enseñanza y servicios prestados a empresas).

En tanto, en Abancay influyeron las ramas servicios (enseñanza, establecimientos financieros y restaurantes y hoteles) y comercio.

Finalmente, entre las ciudades que registraron mayores variaciones negativas en el empleo se encuentran Chimbote (-10,3%) y Cajamarca (-5,7%).

En Chimbote, esta disminución se debió principalmente a la industria manufacturera, comercio, transporte, almacenamiento y comunicaciones, y extractiva (pesca).

En tanto que en Cajamarca las ramas que más incidieron en la reducción del empleo fueron servicios (sociales y comunales, restaurantes y hoteles, y servicios prestados a empresas), comercio, extractiva (minería) e industria manufacturera.

La Encuesta Nacional de Variación del Empleo se realizó en empresas privadas formales de diez y más trabajadores en Lima Metropolitana y 29 ciudades del interior del país.