Lima. Perú figura entre las ocho economías emergentes con mayor capacidad de maniobra para usar sus políticas monetarias y fiscales para sostener su crecimiento económico frente a una desaceleración global, sostiene un estudio de la revista británica The Economist, difundida este martes.

El análisis elabora un indicador llamado “Indice general de maniobra", que ordena 27 economías emergentes de acuerdo a su capacidad para flexibilizar su política fiscal y monetaria y que están en mejores condiciones para soportar otra desaceleración global.

En este sentido, China, Indonesia y Arabia Saudita tienen la mayor capacidad, seguidas por Chile, Perú, Rusia, Singapur y la República de Corea, señala The Economist.

El análisis se basa en cinco indicadores monetarios, siendo el primero la inflación del último año, que oscila entre el dos por ciento en Taiwán y 20% en Argentina y Venezuela.

Según el análisis, Perú tiene una inflación de menos de 2%, mientras que en la mayoría de países la inflación está por encima de 5%.

El segundo indicador monetario es la tasa de interés real, que es negativo en Perú al igual que en casi la mitad de las economías, pero es más de 2% en Brasil y China.

Otro indicador es el tipo de cambio evaluado desde julio del 2011 a enero del 2012, ránking en el que Perú aparece en primer lugar con la mayor apreciación de su moneda, más de 2% en ese período.

En tanto que nueve economías, incluyendo Brasil, Hungría, India y Polonia, experimentaron depreciaciones de dos dígitos, con el riesgo de que los mayores precios de importación puedan elevar la inflación.

El cuarto indicador es el exceso de crédito, es decir, la brecha entre la tasa de crecimiento del crédito bancario y el Producto Bruto Interno (PBI) nominal el año pasado.

El último indicador es la balanza en cuenta corriente, que muestra que si las condiciones financieras mundiales empeoran, sería más difícil financiar un gran déficit en cuenta corriente y, por lo tanto, más difícil reducir las tasas de interés.

Turquía es el país más vulnerable en este aspecto, con un déficit estimado de 9% del PBI para el 2012, mientras Perú aparece con un déficit estimado de sólo 2%.

Asimismo, el análisis incluye la deuda pública como porcentaje del PBI, ránking en el que Perú aparece entre los cuatro mejores posicionados con un ratio de más de 20% después de Arabia Saudita, Chile y Rusia.

Mientras que en Brasil es más de 60% y en Egipto más de 70%.

Finalmente, el estudio señala que Brasil e India son las economías emergentes más grandes donde el crecimiento se ha desacelerado en forma considerable y, por tanto, tienen menos poder de maniobra monetaria y fiscal que China, país que muestra una menor necesidad de impulsar su crecimiento.