Perú fue designado este viernes sede y país organizador de la decimocuarta Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo que se celebrará en 2016.

Las autoridades peruanas se habían ofrecido a ser sede de este evento, y el resto de los estados miembros de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) aceptó la propuesta.

Al justificar su invitación, el embajador de Perú ante la ONU en Ginebra, Luis Enrique Chavez Basagoitia, recordó que Lima participó de la Primera Conferencia sobre Comercio y Desarrollo, que tuvo lugar en Ginebra de marzo a junio del 1964, que elevó las recomendaciones que dieron lugar en diciembre de ese mismo año a la creación de la UNCTAD.

"Como miembro fundador de la UNCTAD, el Perú ha venido promoviendo la necesidad de integrar la dimensión del desarrollo dentro de los procesos económicos internacionales y otorga prioridad al comercio y a las inversiones como agentes de desarrollo en inclusión social", afirmó Chavez en su discurso.

El embajador explicó que "a pesar de las crisis internacionales, la economía peruana ha logrado crecer en un 6% de promedio en la última década, manteniendo una tasa de inflación relativamente baja".

No obstante, asumió que Perú también "enfrenta múltiples desafíos en materia de infraestructura física, de formación de capital humano, de informalidad, de desarrollo de la investigación y la innovación tecnológica, y de integración de sus pequeñas y medianas empresas en las cadenas regionales y globales de valor".

Por su parte, el secretario general de la UNCTAD, Supachai Panitchpakdi, agradeció el ofrecimiento de Lima y se congratuló por su designación.