El Perú es el cuarto país de mayor fortaleza macroeconómica en la región latinoamericana y Asia, superando a China, Tailandia, Indonesia, Colombia, México, Brasil y Europa del Este, señaló la investigadora principal del Centro para el Desarrollo Global, Liliana Rojas-Suárez.

Indicó que la fortaleza del Perú se sitúa sólo detrás de la de Filipinas, Corea del Sur y Chile, en ese orden.

Asimismo, anotó que entre el 2007 (antes de la crisis global del 2008) y 2014 la fortaleza del Perú se mantuvo casi estable al pasar del tercer al cuarto lugar, mientras que la de Chile pasó del primer al tercer lugar y China de la segunda a la octava posición.

Rojas-Suárez apuntó que el Perú sustenta esta fortaleza en los indicadores de deuda externa versus el Producto Bruto Interno (PBI) y deuda externa de corto plazo versus las Reservas Internacionales Netas (RIN), mostrándose este último mejor que los de los países asiáticos.

Asimismo, manifestó que el Perú muestra indicadores favorables que denotan espacio fiscal, como el balance fiscal versus el PBI y la deuda gubernamental versus el PBI.

"El Perú destaca entre los países emergentes por su fortaleza fiscal, junto a Chile y Corea del Sur", observó la analista en declaraciones a la agencia Andina.

Además, refirió que el país muestra espacio para una mayor expansión de la política monetaria, pese a que ha sido muy dinámica, pues mantiene altos requerimientos de encajes en soles y dólares.

"El Perú destaca por tener la mejor posición relativa de las RIN en la muestra de países de ambas regiones, incluyendo China, Corea y otros", apuntó.

En ese sentido, sostuvo que el Perú no tendría problemas ante eventuales shocks externos.

"El Perú está dentro de lo que ha pedido la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, de que la política monetaria sea la primera línea de defensa de los países, ante la actual desaceleración global", dijo.

La economista, asimismo, resaltó que los países de la Alianza del Pacífico (México, Chile, Colombia y Perú) muestran una importante fortaleza macroeconómica, a diferencia de los denominados BRIC, grupo conformado por Brasil, Rusia, India y China, cuyos fundamentos se han deteriorado en los últimos años.

"Los países de la Alianza del Pacífico son los que tienen datos que reflejan sistemas financieros estables y en el caso particular del Perú no se observan fragilidades, lo que ayuda al BCR en su política monetaria", enfatizó.

Estas declaraciones las brindó luego de la presentación de los retos internacionales que enfrentarán los países emergentes, en especial los latinoamericanos, evento denominado "Países Emergentes y Latinoamérica: ¿Listos para enfrentar nuevos disturbios en los mercados internacionales?", organizado por la Asociación de Bancos (Asbanc).