Lima, Andina. Perú podría exportar este año hasta US$1.900 millones en textiles y confecciones, lo que significará un crecimiento de 20% en comparación con el año anterior, indicó el director nacional de Desarrollo de Comercio Exterior del ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Luis Torres.

“En el 2010 se exportaron US$1.560 millones en textiles y confecciones, lo que supuso un crecimiento de 4,2%; pero ahora estamos viendo un dinamismo muy interesante ya que en el primer bimestre del 2011 han crecido en 20%”, manifestó.

Sostuvo que este incremento significa que el país está retomando las tasas de crecimiento previos a la crisis financiera internacional.

Indicó que actualmente el mercado estadounidense continúa siendo el más importante para que las empresas peruanas coloquen sus textiles y confecciones, sin embargo, en los últimos años se han abierto nuevas puertas como Brasil, Colombia y Argentina.

“El segundo bloque de mercado para el sector textil y confecciones lo van a constituir Brasil, Argentina, Colombia y México. Este bloque se está consolidando con el esquema de integración profunda y nos permite un acceso a cerca de 350 millones de habitantes con un ingreso per cápita bastante interesante”, dijo.

Precisó que esta diversificación de mercados ha permitido a Perú desplazar otros destinos como Venezuela, con el cual el sector tuvo algunos problemas.

Además, aseguró que el mercado de México para los textiles y confecciones peruanos se dinamizará aún más luego de que entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral que se suscribió a inicios del mes.

Torres participó hoy en el VII Foro Textil “Mercados mundiales para las prendas de vestir”, en el marco de la Semana de la Moda de Lima, el cual es organizado por la Asociación de Exportadores (Adex) con el apoyo de la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (Promperú).

En este foro, especialistas nacionales e internacionales exponen sobre la problemática mundial del algodón, tendencias en el consumo de fibras, nuevos nichos de mercado para las confecciones en Estados Unidos, entre otros temas.