Lima. El ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo, señaló este domingo que el Gobierno trabaja para alcanzar la meta de US$10.000 millones en agroexportaciones el 2021 y para ampliar los alcances de la Ley de Promoción Agraria.

“Vamos a seguir impulsando las agroexportaciones, nuestra meta será en superar los US$10.000 millones en exportaciones al año 2021, y estamos en ese ritmo creciente principalmente en estos productos no tradicionales”, afirmó.

Así lo manifestó tras recibir en su despacho a los directivos de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), liderados por Ricardo Polis.

Indicó que la reunión tenía como propósito conocer sus demandas de este sector agrario, además de plantear lo que el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) tiene previsto desarrollar en los próximos tres años.

Enfatizó que el Gobierno va a trabajar prioritariamente en programas sanitarios.

“Se va a trabajar en la mejora de un estatus sanitario del país, como el control y erradicación de la mosca de la fruta. Este es un programa de erradicación que va a seguir ejecutándose en los principales valles hortofrutícolas del país”, sostuvo.

Otro punto que se trató en la reunión fue trabajar en la inocuidad agroalimentaria, y para ello el Minagri cuenta con un proyecto que se ejecutará a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) dirigiéndose a la mejora de los productos a fin de mantener y asegurar el mercado internacional.

En otro momento, el titular del sector informó que se tiene previsto incorporar agregados agrícolas de alcance regional, como parte del impulso de las agroexportaciones.

“Estamos iniciando las coordinaciones tanto con el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, como el Ministerio de Relaciones Exteriores”, dijo.

Refirió que inicialmente se tiene la propuesta de tener agregados agrícolas (funcionarios) de alcance regional, para apoyar al acceso de productos no solo a un país, sino que pueda llegar a bloques económicos y desplazarse a cada país.

“Asimismo, para identificar oportunidades o amenazas comerciales que pudieran darse en cada país que son destino de nuestras exportaciones”, indicó.

Plan de cultivos. De otro lado, dijo que una de las medidas contempladas es el fortalecimiento del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) para determinar los productos agrícolas nuevos para los próximos 20 y 30 años.

“Necesitamos qué agricultura vamos a desarrollar a futuro y necesitamos trabajar con el INIA en este aspecto central”.

En tal sentido, el ministro señaló que una de sus prioridades es crear una autoridad en semillas para promover, certificar y comercializar semillas de calidad.

Sin duda, uno de los temas de mayor importancia puntualizados por el ministro es fortalecer las organizaciones agrarias para mejorar su labor en beneficio del sector.

 

Semáforo informativo. Otro de los aspectos resaltados es el apoyo el desarrollo del sector ganadero, como lo acredita la siembra de más de 48.000 hectáreas de pastos cultivados en zonas altoandinas, la provisión de material genético de calidad, donde en este último punto se requerirá de la cooperación técnica internacional.

Del mismo, el ministro anunció que se elaborará un Plan Nacional de Cultivos para facilitar a las organizaciones de productores y a las propias juntas de usuarios de riego contar en tiempo real con información oportuna y veraz de la situación de los productos agrícolas.

“Vamos a crear una plataforma (informativa) que indique cuánto se debe sembrar, una especie de semáforo que advierta la producción de determinado producto, lo que permitirá al pequeño productor del campo a tomar la mejor decisión en tiempo real”, dijo.

Finalmente, se reunió con los representantes de once gremios agropecuarios nacionales asociados a la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro) para explicar cuáles son sus líneas de trabajo a fin de sacar adelante el sector agrario, así como escuchar sus planteamientos.