Lima. Los precios al consumidor en Perú subieron un 0,10% en junio, informó este viernes el gobierno, en una cifra que resultó levemente por debajo de la prevista por el mercado y que ratifica una moderación de la inflación a nivel local.

Un sondeo realizado por Reuters había arrojado una mediana del 0,15% para la variación en junio del Indice de Precios al Consumidor (IPC) en Lima Metropolitana, el referencial de la inflación en el país.

Los analistas consultados estimaron que los precios subieron el mes pasado por un alza en los costos de los combustibles y la electricidad, aunque ese avance fue parcialmente contrarrestado por la baja en algunos alimentos.

La cifra de junio ratifica que la inflación se ha moderado en el país sudamericano -junto a una desaceleración de la actividad productiva- tras haberse acelerado en marzo a su mayor tasa mensual en casi tres años en medio del repunte de los precios de las materias primas a nivel global.

Los precios comenzaron a ceder en mayo, cuando el IPC anotó su primera variación negativa desde octubre del año pasado, al caer un 0,02%.

El panorama de una inflación y crecimiento económico más moderados sugiere que el Banco Central podría mantener sin cambios en julio su tasa clave de interés por segundo mes consecutivo, en un 4,25%.

La autoridad monetaria sorprendió a parte del mercado en junio al romper con el ciclo de alzas de la tasa referencial iniciado en enero, con el que buscaba contener las presiones inflacionarias ante el alza de los precios de los alimentos y energía en los mercados mundiales.

El Banco Central prevé que Perú cierre el 2011 con una inflación de entre un 3% y un 3,5%, levemente por encima de su rango meta que va de un 1% a un 3%.

Perú acumula una inflación del 2,25% en lo que va del año, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El Banco Central estima que la inflación regresará al rango meta en el 2012, en un escenario que supone una moderación del dinamismo del crecimiento económico.

La economía peruana ha moderado en los últimos meses su vigoroso ritmo de crecimiento -que alcanzó casi un 9% el año pasado- por un menor gasto público y la incertidumbre generada por la reciente elección presidencial ganada por el nacionalista Ollanta Humala.

Perú crecería este año un 6,5%, de acuerdo al Banco Central, en una cifra que si bien es menor a la proyectada hace unos meses mantiene al país como uno de los que más crece en la región.