Lima. El Banco de Crédito del Perú (BCP) previó hoy que la inversión pública crecerá 27,3% este año y que el superávit fiscal se situará en 1% del Producto Bruto Interno (PBI).

Estimó que el superávit fiscal habría sido de 2% del PBI en el 2011, configurando un escenario de impulso fiscal positivo para este año.

“De esta manera, se tendrá espacio para implementar una política fiscal contracíclica más significativa, en caso se requiera”, resaltó.

Consideró que, de este modo, incluso con una expansión de la inversión pública como la que prevén (27,3%), el saldo fiscal seguiría siendo positivo al término del 2012 (1% del PBI).

Aunque advirtió que, una vez más, ello estaría condicionado por el escenario internacional, pues la recaudación fiscal está influida por los precios de los productos de exportación.

“Insistimos en que el mayor ritmo de crecimiento del gasto debería ser transitorio, apuntando en el mediano plazo a la búsqueda de la consolidación fiscal”, sostuvo.

De otro lado, manifestó que el Banco Central de Reserva (BCR) se ha mantenido cauteloso en sus decisiones de política monetaria, pese a que la inflación en el 2011 llegó a 4,7%, superando su rango objetivo, en un contexto en que los riesgos globales se acentúan.

El banco previó que esta postura del ente emisor cambiaría hacia fines del primer trimestre del año o inicios del segundo trimestre, cuando se empiece a ver con mayor claridad que los choques de oferta sobre la inflación empiecen a ceder, y que la tasa inflacionaria revierte su trayectoria alcista.

“En la medida que se reduzca la tasa anual de inflación, se incrementará el espacio para que el banco central implemente una política moderadamente expansiva, aunque también ésta respondería a la evolución de la situación externa”, anotó finalmente.