Lima. La economía peruana continuará liderando el crecimiento de América Latina hasta por lo menos el año 2015, según el Panorama Económico Mundial (World Economic Outlook, WEO) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Así lo aseguró el director del Departamento de Hemisferio Occidental del FMI, Nicolás Eyzaguirre, quien destacó las políticas ejecutadas por el gobierno de Alan García y que deberían ser mejoradas por futuras administraciones.

"No es políticamente incorrecto decir que las autoridades peruanas están administrando con gran sabiduría un conjunto de reformas de primera generación, y tener una política económica más sólida”, declaró Eyzaguirre  a la estatal agencia Andina.

El funcionario resaltó la decisión peruana de abrir su economía con la firma de acuerdos de libre comercio, dar un fuerte impulso a su potencial de riquezas naturales y mejorar la su infraestructura.

La economía peruana creció a tasas de 8,9% en 2007 y 9,8 en 2008, mientras que en 2009 creció sólo a 0,9% producto de la crisis financiera internacional.

Sin embargo, el FMI estima que la actividad recuperará su dinamismo este año con una expansión de 6,25%, aunque no descarta que llegue a 7%.

Según cifras oficiales, en el primer trimestre del año la actividad registró un crecimiento de 6% en comparación al mismo período del año pasado y de 1,3% respecto al trimestre inmediatamente anterior.

Al respecto, Eyzaguirre resaltó las proyecciones de director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, quien estimó que Perú duplicará su ingreso per cápita en menos de diez años si mantiene niveles de crecimiento económico de entre 6% y 7%.

"Este salto que habrá a US$10.000 en el ingreso per cápita sólo se ve en otras latitudes donde se hacen reformas de primera generación, y en ese camino va este país”, dijo el funcionario.

La proyección se suma a la serie de elogios que el FMI ha entregado a la economía peruana en los últimos días, como la decisión de elevarlo a una categoría “premium”, lo que facilitará su acceso al crédito internacional.

Desafíos. En cuanto a los desafíos, Eyzaguirre detectó la necesidad de reducir las barreras para iniciar nuevos negocios, mejorar la infraestructura física  para facilitar el comercio internacional, y desarrollar ciencia y tecnología.

Aunque destacó el fuerte crecimiento de los últimos años –con excepción de 2009 producto de la crisis financiera-, advirtió de los riesgos que este escenario podría traer, tanto en materia de exposición al crédito como en el ingreso de capitales extranjeros.

“El FMI está muy confiado en que las autoridades peruanas tomarán todas las previsiones necesarias para evitar cualquier impacto de estos peligros en la economía nacional”, sostuvo.