Lima, Andina. El ministro de Economía y Finanzas de Perú, Ismael Benavides, recomendó este lunes al próximo gobierno generar confianza para mantener el flujo de capitales de inversión privados, con el fin de continuar con el crecimiento económico del país.

Benavides refirió que el Perú necesita invertir el 25% de su Producto Bruto Interno (PBI) anualmente en inversiones para crecer, lo que significa entre US$35 mil y 40 mil millones.

 “De eso, las tres cuartas partes son inversión privada, y el Estado pone aproximadamente 6% del PBI, una cuarta parte (de esos US$40 mil millones), para que esa inversión venga, que es mayoritariamente peruana, hay que generar confianza”, dijo.

En ese sentido, señaló que para lograr atraer US$35 mil millones al país para continuar el crecimiento, se necesita en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), “combinar un buen técnico en gestión del Estado con confianza”.

Refirió que fue positivo que en las gestiones del presidente Alan García y del ex presidente Alejandro Toledo, se nombraron técnicos al frente del portafolio del MEF, como Luis Carranza y Luis Valdivieso; y Pedro Pablo Kuczynski respectivamente.

Por otra parte, señaló que el Banco Central de Reserva (BCR) ha tenido una política “prudente” en el manejo del flujo de capitales especulativos de corto plazo, y se mostró contrario a poner restricciones al flujo de capitales, porque no han funcionado en otros países.

“No han funcionado los capitales especulativos, los han intentado poner en Brasil, Chile, Chile está intentando seguir un poco el modelo peruano en cuanto al control de flujo de capitales, indudablemente generaría una devaluación, el Perú necesita del flujo de capitales”, dijo.

De otra parte, rechazó que la reducción del gasto público haya generado una desaceleración de la economía peruana, y señaló que esta se decidió porque la inflación estaba empezando a dispararse porque el gasto público “venía muy acelerado”

“Y conjuntamente con el BCR que empezó a restringir la oferta monetaria y a subir las tasas de referencia, lo que le correspondía al gobierno central era morigerar el gasto público”, dijo en Frecuencia Latina.

De otro lado, también señaló que no obstante que se rebajó un punto porcentual el Impuesto General a las Ventas, la recaudación en mayo subió 16% en mayo último respecto a mayo del 2010.

En ese sentido, señaló que “sería una muy mala señal, volver a subir aranceles e impuestos”, porque desalentarían el crecimiento económico.