Lima, Andina. El nuevo gobierno del peruano que comienza el 28 de julio heredará una economía sólida con un Producto Interno Bruto que ha crecido 7,5% en el primer semestre del año, aseguró este lunes el ministro de Economía y Finanzas, Ismael Benavides.

“La nueva administración hereda una economía sólida, tenemos un PIB que ha crecido 7,5% en el primer semestre, sin embargo, con una tendencia decreciente por las obvias inquietudes de un cambio de gobierno, pero esperamos que se retome el ritmo con signos claros de políticas y medidas de las nuevas autoridades”, señaló.

Sostuvo que la economía peruana presenta una inflación baja, a pesar de que los precios internacionales se han disparado, acumulada de 2,91% anual a junio pasado.

Además, durante los últimos cinco años se crearon 2,5 millones de empleos en todo el país, y la pobreza cayó de forma acelerada.

Mientras tanto, la deuda externa es una parte pequeña del PIB, las Reservas Internacionales Netas (RIN) suman actualmente US$47.000 millones y el superávit fiscal es de 5,5% al primer semestre del 2011.

“Dejamos muy bien la economía peruana, dejamos más de 30.000 millones de nuevos soles en la caja fiscal, además el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF) suma US$5.600 millones y las exportaciones peruanas siguen en aumento, y probablemente pasarán de US$35.000 millones a US$42.000 millones al cierre de este año”, dijo.

Indicó que el próximo gobierno deberá continuar trabajando en la agenda de la productividad, seguir liderando el crecimiento de la región y promocionando la inversión privada como motor de la expansión económica.

Finalmente, el ministro señaló que el gasto público podría aumentar incluso en alrededor de 10% en los próximos meses.