Lima, Andina. Las pequeñas y medianas empresas (pymes) que se acogen a los programas de financiamiento para obtener energía reduciendo el efecto invernadero pueden reducir sus costos en energía entre 10% y 25%, informó este juves el Fondo Nacional del Ambiente (Fonam).

A través de programas que se implementan en el marco del Protocolo de Kyoto, grupos de pequeñas empresas obtienen financiamiento para obtener energía de otras fuentes que no sea el petróleo, lo que les permite reducir sus gastos, precisó la directora ejecutiva del Fonam, Julia Justo.

Las beneficiarias se acogen a las normas dictadas por el Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático, que tiene el objetivo de reducir las emisiones de gases que causan el calentamiento global, propiciando la disminución de combustibles contaminantes como el petróleo.

En el país existe un portafolio de 234 proyectos, de los cuales 176 son del sector energético, declaró a la agencia Andina.

Agregó que el portafolio de proyectos está formado por generadoras de energía eléctrica, líneas de transmisión y empresas industriales.

Explicó que una de las formas en que participan las empresas que se acogen a estos beneficios es a través de programas de eficiencia energética que están orientados a pequeñas empresas.

“Es una forma de participación de ahorro energético que implica utilizar menos combustible y emite menos gases de efecto invernadero” señaló.

Las empresas que se acogen a estos programas son industrias que utilizan petróleo como fuente de energía, por ejemplo, lavanderías, equipamiento para servicio en construcción, parte de la cadena de producción del sector textil, entre otros.

Asimismo, dijo que Perú ocupa, a nivel mundial, el sexto lugar entre los países que cumplen con la reducción de gases de efecto invernadero, honrando los acuerdos del Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático.

A nivel de Latinoamérica Perú ocupa el cuarto lugar después de Brasil, México y Chile, señaló.