Andina. En febrero, los ingresos tributarios del gobierno central ascendieron a 5.193 millones de nuevos soles (US$1.843M), registrando un crecimiento de 17,1%, en términos reales, respecto de similar mes del año pasado, informó hoy la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).

Explicó que el resultado refleja el buen desempeño que registra la actividad económica nacional y que se habría mantenido en los primeros meses del año, teniendo en cuenta que el Producto Bruto Interno (PBI) de enero aumentó 10,02% y la demanda interna habría alcanzado niveles similares.

“También responde al favorable contexto internacional con precios de commodities que se mantienen elevados e influyen, principalmente, tanto en la mayor recaudación del Impuesto a la Renta como del Impuesto General a las Ventas (IGV) total”, refirió.

A esto se sumaron las permanentes y efectivas acciones de cobranza y fiscalización así como de facilitación del cumplimiento tributario que viene llevando a cabo la Sunat.

En términos acumulados, los ingresos tributarios del período enero - febrero ascendieron a 11.691 millones de soles (US$4.149 millones), registrando un crecimiento de 14,8%.

La Sunat explicó que el comportamiento favorable de la recaudación de febrero se sustentó tanto en la mayor recaudación de tributos internos (sin considerar contribuciones sociales) que ascendieron a 4.277 millones de soles, mostrando un crecimiento real de 13%.

También influyó la mayor recaudación de tributos aduaneros, que alcanzó un monto de 1.536 millones de soles, registrando un crecimiento de 16,6% en términos reales.

De otro lado, las devoluciones de impuestos de febrero ascendieron a 621 millones de soles y registraron una disminución real de 6,9%.

“Se espera que en los próximos meses se mantengan los resultados favorables en los ingresos tributarios, aunque con tasas de crecimiento mayormente de solo un dígito y bajas”, añadió.

Mencionó que ello se daría por el impacto de las recientes medidas de política tributaria aprobadas, principalmente por la reducción del IGV, el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), así como la rebaja de aranceles vigente ya desde inicios de año.