El nuevo régimen laboral juvenil podría elevar el índice de empleo en el presente año, pues tanto el desempleo como el subempleo en este segmento de trabajadores son bastante altos, señaló el profesor de Centrum Católica, Alejandro Indacochea.

"Esta ley tiene un objetivo claro, como es emplear a los jóvenes de entre 18 y 24 años que hoy en día no son empleables debido a su escasa competencia y en ese sentido la ley es buena", indicó a la Agencia Andina.

"No podemos dejar de atender a esta población joven que no tiene nada y curiosamente son las que no participan en las marchas contra la ley, pues tanto el desempleo como el subempleo en este segmento de trabajadores son bastante altos", remarcó.

En ese contexto, invocó a la clase política a que deje las polarizaciones y posiciones confrontacionales y encuentren una opción viable para ejecutar la ley.