Lima. El déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos fue de 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de este año, mayor en 0,2 puntos porcentuales respecto al del mismo período del 2017, informó el Banco Central de Reserva (BCR).

Ello respondió al mayor déficit de servicios y de transferencias corrientes, pero fue contrarrestado por el mayor superávit comercial.

El déficit de servicios y de transferencias corrientes fue resultado de los ingresos extraordinarios recibidos durante el primer trimestre del 2017 por seguros y reaseguros luego del evento El Niño Costero y por la garantía de fiel cumplimiento del Gasoducto Sur Peruano, respectivamente.

Por su parte, el superávit comercial de 3,2% del PIB, superior en 0,9 puntos porcentuales en relación al registrado en igual período del 2017, fue producto del alza de las cotizaciones de nuestros minerales y a los mayores volúmenes de exportación. 

Con ello, la cuenta corriente anualizada fue de 1,3% del PIB en el primer trimestre del 2018, lo que representó una caída de 0,7 puntos porcentuales respecto al registrado en igual período del 2017.