Lima. Perú registró en mayo su segundo déficit comercial consecutivo, ante una caída en las exportaciones de materias primas como las mineras, en medio de una desaceleración económica global, dijo este martes el Banco Central.

Perú anotó un saldo comercial negativo de US$162 millones, que se compara con el superávit comercial de US$868 millones de mayo del año pasado, detalló el organismo en su página de internet.

Con ese resultado, Perú acumuló entre enero y mayo un superávit comercial de US$1.810 millones, mucho menor frente al resultado positivo de US$3.117 millones del mismo período del año pasado.

El Banco Central dijo que las exportaciones cayeron en mayo un 16,6%, a US$3.416 millones, mientras que las importaciones crecieron un 10,8% a US$3.578 millones.

Las exportaciones tradicionales, como las mineras, cayeron un 22,7% en mayo, mientras que las ventas de productos no tradicionales crecieron un 6,4%.

Según la autoridad monetaria, "las exportaciones tradicionales bajaron por los menores embarques de oro y harina de pescado".

Perú es uno de los mayores exportadores de metales del mundo y el mayor productor global de harina de pescado.

En tanto las exportaciones de productos no tradicionales o elaborados crecieron por las mayores ventas al exterior de productos agropecuarios y químicos.

El banco redujo en junio su estimación para el superávit comercial de este año, a US$6.740 millones desde los US$9.065 millones estimados antes, sobre la base de que la incertidumbre por la crisis en Europa y la desaceleración global afectaría los precios de las materias primas.