Perú registró en febrero un superávit comercial de US$741 millones, el octavo mes consecutivo de saldo positivo, debido a mayores volúmenes y precios de las exportaciones de cobre, oro, zinc y harina de pescado, dijo este jueves el Banco Central.

El dato se compara con el déficit comercial de US$131 millones registrado en el mismo mes del año pasado.

Las exportaciones treparon un 45,8% interanual en febrero, a US$3.583 millones, por las "mayores ventas de productos tradicionales, principalmente cobre, oro, zinc, derivados de petróleo, harina de pescado y gas natural", dijo el banco en un comunicado.

Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre, el tercero de plata y zinc y el sexto de oro. La actividad minera es clave para su economía porque sus envíos de metales representan el 60% de las exportaciones totales.

En tanto, las importaciones crecieron un 9,8 por ciento interanual en febrero, a US$2.842 millones, por mayores compras de insumos, precisó la autoridad monetaria.

El Banco Central ha proyectado un superávit de US$3.961 millones para todo este año, frente al resultado positivo de US$1.730 millones registrado en el 2016.