Lima. Perú anotó un superávit fiscal de un 1,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre, revirtiendo la brecha negativa en el mismo periodo del año pasado, debido a mayores ingresos tributarios, dijo este viernes el Banco Central.

La cifra se compara con el déficit fiscal de un 1,6% del PIB registrada entre abril y junio del año pasado.

El Banco Central dijo que en el segundo trimestre la recaudación del impuesto a la renta creció un 34,3% interanual en términos reales, debido al impacto positivo de los términos de intercambio en las utilidades mineras.

Asimismo el ingreso por el impuesto a las ventas -cuya tasa para algunos productos fue elevada por el Gobierno este año- creció un 16,4% en términos reales favorecido por el mayor dinamismo de la demanda interna, agregó el organismo.

El Banco Central de Perú prevé que el país cerrará este año con un déficit fiscal de un 3,0% del PIB; y que en el 2019 el saldo negativo se reducirá a un 2,7% del PIB.

La entidad monetaria dijo además que la nación minera anotó un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos del 1,3% del PIB en el segundo trimestre, comparado con el déficit de 0,5% registrado en igual lapso del 2017.

Perú registró un déficit de cuenta corriente del 1,3% del PIB en el 2017, su menor nivel en ocho años, por mayores ingresos de sus exportaciones mineras.