Perú registraría en enero una inflación del 0,27% debido a un alza de los precios de algunos alimentos y de los combustibles, mientras que la tasa anualizada se desaceleraría levemente, mostró el lunes un sondeo de Reuters.

Las estimaciones sobre la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 10 analistas fluctúan entre subidas del 0,15% y del 0,35%.

La inflación de enero estaría por debajo del 0,33% que anotó en diciembre, y del 0,37% de enero del año pasado.

"Habría influido los precios de algunos alimentos perecibles como hortalizas y frutas, que habrían sido contrarrestados por un menor precio promedio de productos avícolas y tubérculos", explicó el jefe de economía monetaria del Scotiabank, Mario Guerrero.

Según analistas, el incremento estacional de los precios de las frutas y verduras también fue impulsado por las intensas lluvias en zonas agrícolas del país, que vienen generando deslizamientos de lodo y piedra, inundaciones y el bloqueo de algunos tramos de carreteras.

Los precios de los alimentos y bebidas tienen el mayor peso en el cálculo de la inflación local.

Asimismo, los precios de los combustibles también se habrían incrementado levemente en enero, aunque el aumento habría sido compensado una corrección de las tarifas de transporte interprovincial, dijo el economista principal de BBVA Research, Francisco Grippa.

La tasa de inflación de los 12 últimos meses a enero se habría desacelerado a entre 3% y 3,1%, acercándose al techo del 3% del rango meta oficial, desde el 3,23% registrado al cierre del 2016.

El Banco Central estimó a mediados de diciembre una inflación del 2,3% para este año.