Lima. Durante el primer trimestre del año, el sector público no financiero de Perú ha registrado un superávit fiscal de 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año, 0.2 puntos porcentuales mayor respecto al resultado de similar período del 2009.

El Banco Central de Reserva (BCR) señaló que el resultado positivo del primer trimestre de 2010 fue consecuencia de la recuperación de los ingresos tributarios, en particular del Impuesto a la Renta, que creció 25.3% respecto al primer trimestre de 2009.

Además, los ingresos por el Impuesto General a las Ventas se incrementaron en un 12.6%, ante la recuperación de la actividad económica interna, así como por el incremento de los precios internacionales y la mayor demanda de nuestros metales de exportación.

El superávit fiscal del sector público no financiero ascendió a US$688 millones (1,994 millones de soles) en abril de este año, superior en US$7 millones (20 millones de soles) al observado en abril del 2009, según los datos aportados por el ente emisor.

Las operaciones del sector público no financiero reflejaron el crecimiento tanto de los ingresos tributarios cuanto de los gastos no financieros.

Por nivel de gobierno, el superávit en abril provino en mayor medida del gobierno nacional (1,902 millones de soles).

Según datos publicados por la agencia peruana Andina, los ingresos corrientes del gobierno general en abril ascendieron a US$323 millones (9,359 millones de soles), lo que representa un crecimiento real de 20.6 % respecto a similar período del año anterior, explicado por los mayores ingresos tributarios (1,632 millones).

En abril culminó la campaña de regularización del Impuesto a la Renta, la cual acumuló una recaudación de US$951,6 millones (2,756 millones de soles), monto superior en US$200 millones a la registrada entre enero y abril del 2009.

Los gastos no financieros del gobierno general registraron un crecimiento real de 24.8%, reflejando principalmente el incremento de los gastos de capital (62.9%) y del gasto en bienes y servicios (27.6%).

Con ello, en el período enero-abril se registró un crecimiento real de los gastos no financieros de 13.7%.