La época de verano va llegando a su fin y algunas de nuestras cuentas comienzan a preocuparnos. ¿Cómo encontrar un equilibrio en nuestra economía personal y familiar? Hay que tomar en cuenta muchos puntos para lograr la equidad esperada, los cuales mostramos a continuación.

Lo primero a tratar es lograr la libertad financiera. Renzo León-Velarde, gerente general de Aprenda, indica que la libertad financiera consiste en generar ingresos pasivos mayores a nuestros gastos. Vale decir, aquellos ingresos que se generan sin trabajar personalmente por ellos. Ingresos que provienen de las inversiones, por ejemplo.

¿Cómo podemos alcanzarla?

• El primer paso es ahorrando. Nadie desea pasar toda la vida trabajando. La única forma de generar ahorro es viviendo por debajo de sus posibilidades. Muchas veces estamos tentados a gastar todo lo que recibimos como ingresos, por ello este es el paso más difícil.

• El segundo paso es programar un presupuesto. ¿Cómo ahorramos si no sabemos en qué se va el dinero? Es importante hacer un presupuesto mensual y controlar nuestros gastos. Saber en qué gastar y qué gastos podríamos evitar.

• El tercer paso es invertir. Ahorrar no basta. Si invertimos podemos asegurarnos ingresos pasivos mayores a nuestros gastos. (Ojo: debemos asegurarnos de que el mantenimiento de esas inversiones no nos generen más gastos). Solo así lograremos la “libertad financiera”.

¿En qué recomienda invertir?

“Esta es una pregunta que nos hacen siempre y para la que no hay una sola respuesta” indica León-Velarde. Si bien hay sectores o negocios “de moda” en los que todos nos dicen “sería bueno invertir en…” es importante tener en cuenta varios factores que solemos pasar por alto:

Primero, la capacidad de inversión varia de persona en persona. Segundo, hay que tener un mínimo el conocimiento del área / rubro en el que se está invirtiendo (si no, no sabrá si la inversión va bien o mal).

Finalmente, recomendamos asesorarse no solo por personas cercanas sino por especialistas en inversión a fin de ver las mejores alternativas: ya sea un depósito a plazo fijo, compra de acciones, inversión en una pequeña empresa u otro.

¿Cuáles son los meses más complicados para lograr el equilibrio económico?

Para el gerente general de Aprenda, el mes de enero es difícil debido a que debemos pagar los gastos de fiestas de fin de año. Para quienes tienen hijos el mes de febrero también es complicado por los pagos de la época escolar. Agosto es otro mes austero pues debemos pagar los gastos de fiestas patrias y vacaciones.

Tomando en cuenta estas épocas, si organizamos bien nuestros presupuestos, no nos veremos en aprietos durante esas fechas.

¿Y cómo logramos el equilibrio económico en la vida diaria?

Debemos diferir nuestros gastos. Tratemos de evitar las deudas que no podamos pagar. Para ello, es importante identificar cuál es nuestro monto máximo de endeudamiento. Asimismo, es recomendable identificar esos “pequeños gastos” que nos impiden ahorrar.

Hay “pequeñas cosas” que compramos o consumimos y que, a fin de mes, pueden mermar ampliamente nuestras reservas. Es mejor preguntarnos si esos “pequeños gastos” son prescindibles.