El precio del dólar continúa aumentando de manera sostenida, debido a un fenómeno de apreciación mundial, que está afectando a las monedas de todos los países, como es el caso del nuevo sol en Perú, por lo que es necesario conocer cómo enfrentar esta volatilidad de manera que no afecte nuestros bolsillos.

Las familias que tengan deudas en dólares y que representen más del 30% de sus ingresos en soles estarán expuestas a un mayor riesgo, porque tendrán menos recursos para pagar la deuda cada mes, si la divisa norteamericana sube más de lo previsto.

Cabe indicar que el precio del dólar ha subido 6,74% en lo que va del año (al 23 de junio) y es posible que siga apreciándose por la inminente alza de las tasas de interés en Estados Unidos, evento que tiene impacto en las monedas globales.

Recomendaciones. En ese contexto, cabe preguntarse cómo podemos protegernos del alza del precio del dólar en el mundo.

Intéligo Sociedad Agente de Bolsa (SAB) ofrece una serie de recomendaciones en el actual contexto de alta volatilidad cambiaria, especialmente dirigido a las personas que tienen deudas en esta moneda:

1. En ese sentido, recomienda reducir el nivel de obligaciones en moneda extranjera y endeudarse en la misma moneda en se que reciben los ingresos.

2. Asimismo, sostiene que no es lo más recomendable tomar nueva deuda en dólares por la tendencia de la moneda, la cual es posible que continúe en los próximos dos años por el fortalecimiento de la economía estadounidense.

3. También considera recomendable ahorrar tanto en dólares como en soles, para diversificar el denominado riesgo cambiario.

Si las familias peruanas incorporan estos tres aspectos en sus decisiones diarias, entonces debería limitarse su exposición en dólares.

Acciones del BCR. A diferencia de otros años el Banco Central de Reserva (BCR) está tomando una postura más activa para desdolarizar los créditos de los hogares y firmas, toda vez que las hojas de balance de estos agentes aún cuentan con una exposición significativa en dicha moneda.

Así, la autoridad monetaria introdujo un requerimiento de encaje adicional a aquellos bancos que no reduzcan su saldo de préstamos totales en moneda extranjera.

Adicionalmente, esta medida también aplicó a los préstamos de vehículos e hipotecarios en moneda extranjera.

Estas medidas, en el corto plazo, no obstante, reducen la disponibilidad de dólares en el mercado, generando presiones al alza sobre el tipo de cambio, según la casa de bolsa.

Además de esta normativa, el BCR también introdujo un límite al saldo de operación bancaria con derivados sobre divisas (operaciones de dólares a futuro o forward).

De esta manera, el banco central busca limitar la volatilidad excesiva que puede generar en el dólar un alto volumen de transacciones de derivados de monedas, particularmente de parte de los inversionistas no residentes.