El sistema financiero peruano es uno de los activos del país para superar cualquier efecto de un posible agravamiento de los problemas financieros en Europa y Estados Unidos, sostuvo este miércoles la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

“Existen niveles adecuados de liquidez, provisiones y capital, el supervisor (SBS) hace su trabajo y las instituciones financieras peruanas están en mayor capacidad de afrontar problemas y resistir crisis externas con planes de contingencia, tomando en cuenta que se vienen tiempos más difíciles”, dijo el jefe de la SBS, Daniel Schydlowsky.

Subrayó que el sistema financiero está bien preparado para enfrentar problemas pues cuenta con un colchón de provisiones de 1.400 millones de nuevos soles (US$503,7 millones) y con un capital adicional de 6.500 millones (US$2.388 millones) para afrontar potenciales contingencias.

También recordó que Perú está bien preparado económicamente lo que permite enfrentar problemas externos, y se han minimizado los riesgos de contagio en el sistema financiero local y que sean derivados de los problemas en el mercado financiero externo.

“Grecia está muy lejos, pero si todo Europa colapsa algo nos va a pasar, pero eso es improbable. El banco español que está en Perú está bien blindado pues nos hemos ocupado de minimizar los riesgos”, precisó.

Promoción. De otro lado, manifestó que se promoverá el descenso de los márgenes o spreads de los bancos locales, es decir la diferencia entre la tasa de interés pasiva y activa, para facilitar la reducción de las tasas de interés que pagan los clientes del sistema financiero.

“Vamos a trabajar en la reducción de los márgenes, en la eficiencia del sistema y en la transparencia para que los usuarios sepan qué tasas de interés están pagando”, manifestó.

Añadió que también habrá que ver el tema de los costos y la tecnología pues los créditos de poco monto podrían abaratarse con innovación tecnológica.

Acotó que si se dificulta el descenso de los márgenes podría haber legislaciones al respecto pues existe una fuerte convicción política para reducir los márgenes.

“Estas cosas toman su tiempo pero espero que en dos o tres meses tengamos más claras las cosas para promover la baja del costo financiero”, sostuvo en la Comisión Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera del Congreso.

Asimismo, comentó que si bien la intermediación ha crecido de manera importante y se sitúa actualmente en 28,1% para los créditos, el desafío es incrementar la bancarización en los cinco años de su gestión en la SBS.

Precisó que ello se hará gracias, entre otras cosas, a que están funcionando los cajeros corresponsales, los cuales han crecido enormemente y podrían duplicarse en los próximos cinco años.

Finalmente, Schydlowsky mencionó que en el futuro podría evaluarse la concentración de los créditos hipotecarios.