Lima. Centrum Católica presentó los resultados del Ranking de Competitividad Mundial 2018 del Institute for Management Development (IMD) y en el mismo Perú se ubica en el lugar 54, una posición mejor respecto al año pasado.

Sin embargo, el puntaje total alcanzado por Perú es menor que de la edición previa, pues en el 2017 fue de 60,98, y en este año es de 60,24.

Este resultado se explica, de manera general, por el avance de solo uno de los cuatro pilares: Eficiencia en los negocios, el cual mide el grado en el que el entorno nacional promueve a las empresas a desempeñarse de manera innovadora, rentable y responsable.

Los pilares con caídas fueron: Desempeño económico y Eficiencia del Gobierno, los cuales evalúan la situación macroeconomía doméstica y el grado en que las políticas del gobierno conducen a mayores niveles de competitividad.

El cuarto pilar evaluado, Infraestructura, no presenta cambios, pero sí una situación preocupante, debido a que el Perú se mantiene en el puesto 61 de 63 países.

En este pilar se mide el grado en que los recursos básicos, tecnológicos, científicos y humanos satisfacen las necesidades de las empresas.

Desde el 2008, año en el que se alcanzó la mejor posición (35), Perú ha bajado en el ranking hasta llegar a la posición 55 en la edición del año pasado, puesto más bajo alcanzado hasta el momento.

El Ranking de Competitividad Mundial 2018 es elaborado desde 1989 por el Institute for Management Development (IMD), reconocida escuela de negocios ubicada en Suiza y en alianza con Centrum Católica para el desarrollo del capítulo del Perú.

Resultado general. La tendencia de los resultados del Perú, en los últimos años, no ha sido favorable. Desde el 2008, año en el que se alcanzó la mejor posición (35), ha bajado en el ranking hasta llegar a la posición 55 en la edición del año pasado, puesto más bajo alcanzado hasta el momento.

En esta nueva edición el Perú sube una posición pasando del puesto 55 al 54 de 63 países, lo cual muestra ligeros avances en ciertos factores que se evalúan en los cuatro pilares.

Los aspectos en los que se mejora, en relación a los otros países de la muestra son: empleo, política fiscal, legislación para los negocios, mercado laboral, finanzas, prácticas gerenciales, actitudes y valores, infraestructura básica, salud y medio ambiente y educación.

De otro lado, los puntos en donde se ha calificado al Perú más bajo respecto a los otros países de la muestra son: economía doméstica, comercio internacional, inversión extranjera, precios, finanzas públicas, marco institucional y marco social.

En Latinoamérica, Chile (35) sigue liderando el grupo y en segundo lugar está México (51), luego Perú (54), después Argentina (56), Colombia (58), Brasil (60) y por último, Venezuela (63).

Al comparar con los resultados del año pasado, Argentina avanzó dos posiciones, mientras que Chile y Venezuela permanecen sin ningún cambio posicional. México cae al puesto 51 debido al marco institucional y legislación en los negocios.